7 curiosos datos sobre la vida y obra de Manuel González Prada

0 52

Un 22 de julio de 1918 falleció el ensayista y pensador peruanos Manuel González Prada, acaso uno de los más influyentes de la historia contemporánea nacional.

De González Prada han trascendido históricas frases como aquella que habla del Perú como una nación esclava de una enfermedad y que hoy en día cobra vigencia y es utilizada por muchos ante la crisis de corrupción que se vive.

“En resumen, hoy el Perú es organismo enfermo: donde se aplica el dedo brota pus” (Propaganda i ataque, 1888).

Y otra, “¡Que vengan árboles nuevos a dar flores nuevas i frutas nuevas! ¡Los viejos a la tumba, los jóvenes a la obra!” (Discurso en el Politeama, 1888). Se podría decir que ambas sintetizan su diagnóstico crítico de la sociedad peruana de finales del siglo XIX.

Veamos algunos datos curiosos sobre su vida y obra:

  1. Manuel González Prada fue nombrado director de la Biblioteca Nacional del Perú, el 6 de marzo de 1912, sucediendo en el cargo a Ricardo Palma.
  2. Su designación en el puesto recibió elogios y protestas por parte de diferentes personalidades de la época, desencadenando una disputa intelectual y política. Así, por ejemplo, aparecen los comentarios favorables de Glicerio Tassara y la crítica de Clemente Palma (hijo del reconocido tradicionista peruano).
  3. El altercado con su predecesor en el cargo se vio intensificado el 30 de abril 1912, luego de que González Prada publicase una nota informativa acerca de la Biblioteca Nacional, en la cual revela la inestabilidad contable y la ausencia de un inventario general. Palma impugnó la nota informativa con el texto Apuntes para la historia de la Biblioteca de Lima, publicado el 25 de octubre.
  4. González Prada dimite a la dirección de la Biblioteca Nacional, el 15 de febrero de 1914, como protesta contra el golpe de Estado de Óscar R. Benavides, que depuso al presidente Guillermo Billinghurst. El 1 de febrero de 1915, el presidente José Pardo repone a González Prada en el puesto de director, iniciándose su segundo periodo institucional.
  5. En ambos períodos, González Prada manifestó una preocupación permanente por amplificar los servicios de lectura. Por ese motivo, recomendó que se gestionara la construcción de un nuevo inmueble que contenga más salas de lectura para albergar producciones intelectuales provenientes de otros continentes.
  6. Su gestión también se caracterizó por concluir la entrega del archivo Histórico Paz Soldán, que contiene la correspondencia de los principales personajes de los primeros años de la República. Entre los manuscritos sobresalen las cartas escritas por José de San Martín, Bernardo de Monteagudo, José de La Mar, Francisco de Luna Pizarro, entre otros.
  7. Con el mismo ahínco, se enfocó en solucionar los problemas de incumplimiento de la Ley de Imprenta (depósito legal). Con el propósito de obligar a los impresores y editores a que cumplan con la norma, tuvo que imponer multas, a través de la Resolución Suprema del 5 de febrero de 1915.

Si desean conocer más sobre el legado intelectual, ideológico, poético-literario e institucional de Manuel González Prada, la BNP los invita a visitar sus instalaciones y descubrir su legado.

Agradecimientos: Juana Prado, de la Biblioteca Nacional del Perú.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.