Argentina: ascienden a policía que amamantó a bebé abandonado

0 989

El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, en Argentina, Cristian Ritondo, ascendió a la agente de policía Celeste Ayala, quien estando de servicio amamantó a un bebé que había sido abandonado y no dejaba de llorar en el Hospital de Niños de La Plata, informaron hoy a Efe fuentes oficiales. La historia fue compartida en Facebook.

La agente trabaja en el Comando de Patrullas del municipio de Berisso, cercano a la ciudad de La Plata -capital de la provincia de Buenos Aires-, y la noche del pasado martes se encontraba haciendo horas extra cuando en el interior del centro hospitalario escuchó a un bebé que lloraba.

Fue así que pidió permiso al personal de la planta de pediatría para alimentarlo.

Un compañero suyo fotografió la escena, que se hizo viral en Facebook y otras redes sociales y medios de comunicación de diferentes países.

“No esperaba menos de vos!! No solo sos una gran mujer, sino una gran mamá. Qué orgullo, solo los que te conocemos sabemos que todo lo que haces es con amor”, fue uno de los comentarios que se dejaron en Facebook felicitando a la mujer policía.

Según indicó el Ministerio de Seguridad de la provincia, el bebé fue excluido del seno materno por parte del servicio zonal de Berisso y había ingresado al hospital infantil junto a sus hermanos.

Este viernes, Ritondo y el jefe de la Policía bonaerense, Fabián Perroni, recibieron a la oficial y le anunciaron que ascenderían su cargo a sargento por lo que valoraron fue un “gesto de amor” que, consideraron, deben “agradecer”.

“La Policía que te cuida es la Policía que queremos”, dijo durante el encuentro el ministro Ritondo.

En palabras de Ayala, madre de dos niñas de 7 y 1 años y oficial de la provincia desde hace 3 años, “no esperaba la relevancia que tomó” ya que fue un acto “totalmente espontáneo”. (EFE)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.