Cuando la energía frena el desarrollo

242

Es curioso: en estos momentos, muchos países con grandes reservas energéticas tienen grandes problemas de tipos diferentes, económicos unos, de violencia otros): Venezuela, Rusia, Arabia Saudí, Nigeria, México, Iraq. Parece que (entre los mayores productores de petróleo, por ejemplo) se libran sólo Estados Unidos, Noruega, los Emiratos, Kuwait, Canadá. Irán y China no es que tengan problemas agudos, pero tampoco se pueden decir que sean países en los que uno desee vivir tranquilamente.

¿Y Brasil, número 11 en el mundo en 2013, según la Agencia de Energía de los Estados Unidos?

Tenían una de las estrellas en el firmamento político: Dilma Rousseff. Pero su estrella ha palidecido mucho. Los motivos son varios. Uno de los más importantes se llama Petrobras, la compañía estatal de petróleo, sinónimo hoy de corrupción a gran escala. La agencia internacional de rating Moody’s (esos temibles jueces que tanto se parecen a aquellos altivos señores que en el tenis, desde las alturas, determinan si usted está dentro o fuera) le ha retirado el rating de inversiones. Con ello se acabaron todos los proyectos de inversiones en la compañía brasileña, hasta hace muy poco la mayor de las empresas de América Latina que cotizan en Bolsa. Según el nuevo presidente, Aldemir Bendine, eso significa que el consorcio sólo puede invertir de su propia caja pero no podrá contar con otros inversores. Es un castigo duro, pero lógico. Desde el último trimestre de 2014, Petrobras no puede presentar cuentas consolidadas.

Brasil es pionero en la prospección marina a gran profundidad. Es ahora cuando las primeras fuentes empiezan a producir: han pasado cinco años desde el comienzo de la exploración. Y el consorcio ya está produciendo un 10% a unas profundidades de 4000 metros por debajo de la superficie marina. Nadie más en el mundo lo consigue.

Pero es una tecnología bien costosa, que sólo puede ser rentable mientras el precio del petróleo se mantiene en los 80$. Con la actual crisis del petróleo no se llega a esos precios. Petrobras tendrá que olvidarse de todos los proyectos de inversión en el campo de la elaboración, manteniendo los que se refieren a exploración y producción.

Es un duro golpe para Brasil, país en que se acentuará la recesión: el 10% de la economía brasileña depende directa o indirectamente de Petrobras. 4 mil millones de dólares se han dilapidado por la corrupción, en obras relacionadas con las cuatro grandes refinerías previstas y en la media docena de astilleros creados para construir plataformas, buques petroleros o sondas. En lugar de centros dinámicos han surgido barrios fantasmas: en Santos o Macaé, pero también en el cinturón industrial de Rio de Janeiro, las torres de oficinas, almacenes, instalaciones portuarias están vacías. Se invirtieron miles de millones en ellas, pero las propias constructoras eran parte del sistema de corrupción. Ahora, las empresas han empezado a despedir a sus trabajadores.

Pero el diario suizo «Neue Zürcher Zeitung», que presenta un completo informe de la situación en Brasil, comenta que quizá todo esto tiene algún efecto positivo: quizá a partir de ahora, empresas extranjeras podrán intervenir en las licitaciones; hasta ahora sólo pueden hacerlo si producen en Brasil.

Lo dicho: parece que la riqueza energética garantiza tranquilidad. Desde luego, viendo el panorama mundial hay que decir: no necesariamente.

La semana: el martes la prensa comentaba el asesinato a 8 balazos de un trabajador por cupos, que trabajaba de guardaespaldas (63 años, 8 hijos); fue en Sechura. El miércoles, en un atraco frustrado, un balazo acababa con la vida de un vigilante (59 años); fue en Sullana. Luego ya dejé de seguir el tema. Pero recordé que la semana pasada había sido asesinado un dentista de 34 años en San Juan de Lurigancho y un joven de 24 años a la salida de una discoteca, en Santa Anita. Señores congresistas: están ustedes discutiendo esto y aquello y buscando sobre todo sacar trapos sucios de los demás. Mientras tanto, todas las semanas en el Perú mueren asesinadas personas inocentes (otras quizá no tan inocentes, pero personas al fin y al cabo). ¿Para cuándo una iniciativa legislativa seria que limite, dificulte la adquisición de armas de fuego, mejore los controles y la confiscación? Son ustedes responsables de estas vidas.

La frase: mueren siete bebes prematuros en la UIC del hospital de Iquitos. Refieren los periódicos que el Ministro de Salud comenta que se había hablado de 15 bebes fallecidos, pero que «sólo» son 9. ¡Qué desprecio de un burócrata hay en ese «sólo»!