7 tips para emprender en el comercio electrónico

608

El sueño de cualquier emprendedor es recibir ingresos en todo momento y esto se puede lograr a través del comercio electrónico. El e-commerce posee muchas características similares a un negocio físico, pero es importante entenderlo para sacarle el máximo provecho. Por ello, Amparo Nalvarte, CEO de Culqi, plataforma tecnológica que permite a cualquier negocio aceptar pagos por internet, te brinda 7 tips para gestionar exitosamente tu comercio virtual:

Define el producto/servicio y el modelo de negocio: Para elegir qué producto o servicio ofrecer debes tener clara la necesidad que vas a satisfacer y quiénes serán tus potenciales clientes. Luego, debes armar tu modelo de negocio, es decir, definir cómo ganarás dinero y, por último, hacer el plan de ventas. La ventaja de un negocio digital es que te ayuda a ahorrar algunos costos y así, tener más ingresos. Además, podrás tener una mayor cantidad de productos, pues no consumen un espacio físico.

Buena visibilidad de los productos que ofreces: El mundo online funciona de una manera muy similar a las tiendas físicas, ya que debes atraer a los clientes y cautivarlos para que hagan esa primera compra. Por ello, es sumamente importante el diseño de experiencia que le brindas al cliente al buscar un producto y al hacer la compra. Asimismo, debes asegurarte que la calidad de fotos que subas en tu comercio electrónico y la descripción de tus productos sean las ideales.

Elige una buena pasarela de pagos: La ventaja del mundo online es que existen varias formas de cobrarle a tus clientes. Algunas tienen un carrito de compras, otras generan links de pago a sus clientes. Lo que tienen en común es que ambas formas están acompañadas de una pasarela de pagos que te permite aceptar diversos métodos de pago, desde tarjetas de crédito, débito y pagos en efectivo. Elige la que más te convenga según el tipo de negocio online que tengas.

Brinda seguridad a tus clientes: En una tienda virtual la seguridad la da el certificado SSL (Secure sockets layer), que es el pequeño ícono de candado que sale al costado izquierdo de la dirección de la página web. Es una manera de decirle a tus clientes que el sitio es real, auténtico y confiable para ingresar datos personales y evitar fraudes.

Difunde tu negocio: Es importante hacer conocido tu negocio, por lo que debes apoyarte de canales digitales como redes sociales, búsquedas en Google o contenido para atraer a más clientes potenciales. No existe red social favorita; elige la que más se adecúe a tu modelo de negocio o donde haya mayor concentración de tu público objetivo. Recuerda que no se trata de publicar fotos, si no que el contenido que compartas sea útil para tus futuros clientes.

Indica con claridad el horario de atención de consultas: En las tiendas virtuales, así como los clientes compran las 24 horas del día también hacen preguntas las 24 horas del día. Por ello, si no cuentas con un chatbot, asistente virtual con el que es posible mantener una conversación y que funciona mediante inteligencia artificial todo el día, es importante que le comuniques con claridad a tus clientes el horario de atención de consultas para no generar molestias. 

Abre tus fronteras: En el mundo digital las fronteras no existen. Así como hoy puedes adquirir productos de cualquier parte del mundo de manera segura, tus clientes pueden también ser del extranjero. Solo tienes que configurar tu comercio para que acepte tarjetas internacionales y puedas vender más.

Recuerda que si ya cuentas con un negocio físico, complementarlo con un canal de ventas online es sacarle el máximo provecho. El comercio electrónico va en crecimiento exponencial para los siguientes años. No te quedes fuera.