Especialistas en Educación piden a jóvenes estudiar en universidades reconocidas por su calidad

416

En el marco del segundo momento de postulación electrónica para el concurso Beca 18, convocatoria 2019, especialistas en calidad de la educación superior coincidieron al destacar el beneficio que representará para los talentos preseleccionados acceder a una institución de enseñanza en la que todos los elementos que servirán para su formación están alineados con la excelencia profesional. Tal es el caso, por ejemplo, de las universidades licenciadas en todo el país.

“La calidad de la formación universitaria es un factor importantísimo en los ingresos futuros que, como egresados, se tendrá en el mercado laboral; sobre todo si es que la universidad brinda conocimientos alineados con las demandas del mercado. Otro aspecto muy importante es el grado de exigencia: las universidades más exigentes tienden a producir egresados más productivos y por tanto con mayores ingresos”, precisó Kristian López Vargas, profesor de Economía de la Universidad de California, Santa Cruz (EE.UU.) y exconsultor del Programa Nacional de Becas y Crédito Educativo (Pronabec) del Ministerio de Educación.

Desde mediados de 2014, con la promulgación de la nueva Ley Universitaria, afianzar la calidad de la educación superior es uno de los principales objetivos del Estado. Esta labor, a cargo de la Superintendencia Nacional de Educación Superior (Sunedu), se realiza bajo la acreditación de ocho condiciones básicas de calidad.

“Algunas condiciones son evidentes, como la infraestructura adecuada, pero hay otras igual de importantes como que se cuente con un mínimo del 25% de la plana de docentes a tiempo completo, que estarán a disposición de los alumnos para una mejor enseñanza”, afirma Joseph Dager Alva, vocero de la Sunedu. Esta institución ofrece en su portal web información detallada sobre las 73 universidades licenciadas hasta el momento en todo el país, entre públicas y privadas.

Henry Harman Guerra, director de Políticas y Programas del Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica (Concytec), coincide con López y Dager en la incidencia directa que tiene la calidad de la educación superior en el nivel de ingresos que alcanzan sus egresados.

En esa línea, además de los aspectos ya mencionados, Harman destaca el fomento constante de la investigación científica y académica en las aulas universitarias, el cual va de la mano con la relevancia que se le brinda en los planes de estudio y la calidad de los profesores/investigadores.

“Si aspiramos a ser un país que le proporciona calidad de vida a sus ciudadanos, debemos de fortalecer la investigación como tarea fundamental del quehacer universitario”, asevera.