Luego de la beca, el restaurante: la historia de Jhovanny Mego

0 167

En el oriente peruano, entre cortes de carne del monte y el aroma intenso de los ajíes, las coconas y los aguajes, cocinados lentamente sobre la leña, Jhovanny Mego Puente aprendió el fino arte de cocinar. Había llegado a la selva ni bien terminó el colegio, en su natal Huánuco, para conseguir un trabajo con qué mantenerse y ayudar a su familia. No sospechaba, entonces, que su futuro se hallaba entre ollas y sartenes, dirigiendo su propio restaurante, Jamero, en el distrito limeño de Surquillo.

“Me apasionaron los ingredientes, la variedad de todo lo que iba descubriendo en la Amazonía”, recuerda Jhovanny, quien el 2015, tras enterarse de que Beca 18 podría costearle la carrera de Cocina peruana e internacional, regresó a su natal Huánuco para prepararse y postular. Su objetivo estaba definido: ganar una vacante con la cual, por primera vez en su corta vida, pudiera dedicarse solo a estudiar, liberado del miedo de que la plata no le alcance.

“Siempre he buscado mejorar. Por eso, ni bien gané la beca y empecé a estudiar en el Centro de Formación en Turismo (Cenfotur) de Lima, busqué prácticas en diferentes restaurantes. Quería ser Jefe de Cocina, primero, y ganar suficiente experiencia para cuando abriera mi restaurante. ¿Para qué trabajar para alguien si podía trabajar para mí mismo?”, comenta.

Todos sus esfuerzos valieron la pena cuando Jamero, su anhelado restaurante, abrió sus puertas hace pocas semanas, en la Calle Los Ángeles 113, a tres cuadras de la Av. Angamos. Es un ambiente pequeño, pero con una barra cómoda para departir con amigos y disfrutar las especialidades de la casa, como el ceviche, el tacu tacu relleno y el pan con pejerrey.

A la fecha ya son cientos los comensales, sobre todo vecinos y trabajadores de establecimientos cercanos, quienes ya disfrutan de Jamero, que según explica Jhovanny significa “quien jamea (come) bien o con ganas”.

“Gracias a la oportunidad de la beca he podido cumplir con lo que he soñado desde la primera vez que entré a una cocina. Poco a poco seguiré superándome y sobre todo innovando con las preparaciones, cocinando siempre con gusto”, asevera.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.