Perú y otros países buscan crear conciencia sobre estigma y discriminación por peso

Día Mundial de la Obesidad, 11 de octubre

0 608

Bajo el lema “Fin al Estigma del Peso” y con motivo del Día Mundial de Lucha contra la Obesidad, el Perú y otros países del mundo buscan crear conciencia sobre la gravedad y diversidad del estigma existente respecto al peso y que ocurre en una amplia variedad de entornos.

Al respecto, la ex presidenta de APOA María Isabel Rojas informa que el estigma del peso, (conductas y actitudes negativas que se refieren a las personas únicamente por su peso), no está en realidad reconocido como tal  y lo que se tiene en el caso de los niños son signos indirectos y uno de estos es el bullying cuya causa más notoria es el acoso al  niño por ser “gordo” (tener exceso de peso), pero también la discriminación en las actividades sociales y, sobre todo, las deportivas donde no se les da oportunidad de participar”.

El riesgo más grave del estigma en niños y adolescentes es que lleguen a tener una depresión extrema que los puede llevar al suicidio o a tener problemas de conducta alimentaria producto de una dieta muy rigurosa para bajar de peso, sin tener en cuenta los aspectos emocionales.

Agregó también que a nivel mundial se ha visto que los medios de comunicación  contribuyen con el estigma al publicar imágenes de niños obesos en su aspecto quizás más ridículo y esto hace  que el niño se sienta más avergonzado por su exceso de peso lo que puede ocasionarles  sentimientos de culpa, temor, ansiedad,  depresión o a presentar incluso trastornos de alimentación como anorexia y bulimia.

Rojas invocó a los medios de comunicación a poner énfasis en el respeto a la persona y no en su problema, no utilizar imágenes negativas de niños con exceso de peso sino aquellas donde se les vea que tienen una buena autoestima para desenvolverse en su grupo social, comunidad o colegio y no excluidos. Por ejemplo imágenes donde estén  practicando deportes, bailando y compartiendo diversas actividades en igualdad de condiciones. De esta manera se facilitará la búsqueda de tratamiento y evitará su abandono, con el apoyo y comprensión de todos.

“En los adultos el estigma es mucho más notable, sobre todo, en el trabajo porque son considerados como personas no productivas o  poco productivas porque al estar expuestos a enfermedades crónicas asociadas (hipertensión, enfermedades cardiovasculares, diabetes entre otras) tienen más ausencias laborales y, por consiguiente, disminución en su producción lo que es motivo de despido y una barrera para la reinserción laboral”, precisó la Dra. Rojas.

¿Qué se puede hacer para evitar el estigma?

  • Evitar los estereotipos falsos e inexactos sobre la obesidad.
  • Evitar llamar “gordo” a niños y adultos con exceso de peso.
  • En el caso de los profesionales de la salud el uso de un lenguaje como ” alto IMC” y exceso de peso” es preferible en lugar de palabras como “obeso” y “obesidad mórbida”. Igualmente, es preferible decir “tienes obesidad” en lugar de “eres obeso”.
  • Implementar en los centros laborales, políticas que permitan a todo los trabajadores ser tratados con respeto, independientemente de su peso, así como prevenir la discriminación.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.