Tía María: se pronuncia el presidente ejecutivo de Southern Perú Copper Corporation

"No esperábamos nada de esto. A nosotros nos cayó totalmente por sorpresa que, apenas a dos semanas que habíamos recibido la licencia de construcción, viniera esta suspensión inesperada", contó

2.670

El presidente ejecutivo de la compañía minera Southern Perú Copper Corporation, Óscar Gonzales Rocha, rompió su silencio luego de que el Gobierno del presidente Martín Vizcarra decidiera suspender la licencia de construcción por un período de 120 días mientras se solucione el conflicto en la zona.

Adelantó que evalúa tomar acciones legales contra el Consejo Nacional de Minería y el gobernador regional de Arequipa, Elmer Cáceres Llica.

«Tenemos diez años con el proyecto Tía María, así que no vamos a dejarlo pendiente por una suspensión. Vamos a seguir insistiendo para poderlo llevar a cabo, porque es lo que le conviene al país, a los trabajadores que laboraran en el proyecto, a la región Arequipa, a la provincia de Islay. A todo el mundo le conviene», dijo en diálogo con la Red de Comunicación Regional.

El hombre de negocios enfatizó que su empresa «cumple con todos los dispositivos ambientales, tanto a nivel país, como a nivel mundial».

«La empresa, cuando le pidieron que participara con perfiles técnicos de todo lo que es agua y saneamiento de la provincia de Islay, en su totalidad, se hizo el estudio y el perfil técnico. Y ahora falta que el Ministerio de Vivienda proceda, ya sea directamente o con obras por impuestos, a ejecutar las mejoras para que tengan agua todas las poblaciones de la municipalidad de Islay», añadió.

No obstante indicó que, pese al retroceso del Poder Ejecutivo, las demás actividades de su compañía seguirán trabajando con normalidad.

«Tenemos sesenta años trabajando Toquepala. Cuarenta años trabajando Cuajone, con beneficios para Tacna y Moquegua que no se tienen en otras regiones. Así que no entendemos cuál es la razón (por la) que dicen que estamos contaminando.  (Porque) ya hubieran reaccionado las regiones de Tacna y de Moquegua, en lugar de los beneficios que han tenido durante tanto tiempo», detalló.

DICE QUE NO LE CONSULTARON SUSPENSIÓN

El mandamás de Southern Perú Copper Corporation mostró su molestia al señalar que nunca se les avisó que el Gobierno Central iba a retroceder.

«No consultaron nada, nomás dieron la suspensión. Ese es el problema. Y por eso estamos analizando la posibilidad legal contra el Consejo de Minería y con quien haya tenido que ver en esta suspensión, que no teníamos nosotros derecho a recibirla», lamentó.

«No esperábamos nada de esto. A nosotros nos cayó totalmente por sorpresa que, apenas a dos semanas que habíamos recibido la licencia de construcción, viniera esta suspensión inesperada», reiteró.

INVERSIÓN

Por último, Gonzales Rocha reveló que la corporación ya ejecutó US$ 300 000 000 (trescientos millones de dólares) de los US$ 1 400 000 000 (mil cuatrocientos millones de dólares) que va a costar el proyecto.

«Tú me podrás decir qué es lo que hemos obtenido. Pues, nada. Bueno, se gastó ese dinero en comprar algunos equipos. Equipos que luego se utilizaron en las minas de Cuajone y de Toquepala, ya que no se pudieron utilizar en Tía María. E, inclusive, (en) una planta, pero ese dinero se recuperó porque la planta se vendió a una de las empresas mexicanas nuestras, en donde se instaló y está trabajando a plena capacidad esta planta que iba a ser para Tía María, para producir cátodos», sentenció.