¿Vale la pena fumar?: 4 especialistas te cuentan los múltiples riesgos del tabaquismo

- No solo cáncer de pulmón. El tabaco también desencadena cáncer de lengua, esófago, laringe, estómago, vejiga, páncreas, cuello uterino, mama, además de problemas cardiacos y respiratorios como el enfisema pulmonar.

1.900

Cada año en el Perú mueren 16 mil personas por enfermedades relacionadas al tabaquismo, siendo la más frecuente el cáncer de pulmón (el 3er tipo de cáncer más recurrente en los peruanos), según el Ministerio de Salud (Minsa). Sin embargo, no es la única enfermedad a la que están expuestos los fumadores, y los no fumadores también.

El Dr. Oliver Rúa Fernández, médico oncólogo de Aliada, afirma que además de las típicas enfermedades neumológicas (como enfisema, asma, bronquiectasias y neumonías), al hábito de fumar también se le atribuye neoplasias de cabeza y cuello: cáncer de lengua, esófago, laringe y paladar, así como de mama, vejiga, páncreas y de cuello uterino.

Las consecuencias de fumar, también se presentan a nivel nutricional, según afirma la Dra. Mónica Bamonde, nutricionista de la Clínica San Felipe; disminuye la percepción de sabores y olores, puede producir carencias nutritivas, incrementar las necesidades de vitaminas y, aumentar la acidez estomacal que podría originar complicaciones del sistema digestivo.

“Aunque los fumadores son los más propensos a sufrir dichas enfermedades, también los  que inhalan el humo indirectamente (fumadores pasivos) corren el mismo riesgo, por lo que este hábito puede afectar la salud de toda la familia “, comenta la Dra. Ana Ramos, Directora Médica Corporativa de Pacífico Seguros.

Ruth Kristal, psicóloga de SANNA Clínica San Borja, comenta que si una persona es fumadora puede ocasionar que sus familiares y amigos están permanentemente preocupados, anticipando la posibilidad de una futura enfermedad irreversible, al ser conscientes de los riesgos a los que se expone el fumador. “Eso les suscita ansiedad, angustia, rabia y frustración, porque su ser querido no es capaz de dejar de fumar en nombre del amor que le tienen. Todo ello genera cierto nivel de resentimiento que puede ir en aumento y perjudicar las relaciones interpersonales”.

Si dejar de fumar es difícil ¿cómo puedo lograrlo?

Muchas veces posponemos la decisión de dejar el cigarrillo, o recaemos, por los síntomas de la abstinencia (gran inquietud, intensa excitación, inseguridad y angustia) y el miedo a subir peso. Sin embargo, según la nutricionista Bamonde, podemos mitigar estos problemas realizando actividades para canalizar dicha ansiedad (yoga, danza, dormir, etc.) y tener a la mano alimentos saludables (frutos secos, canchita sin aceite, fruta, etc.).

Además, no todo está perdido en tu salud, ya que “si bien el daño que deja el humo del tabaco en el pulmón es muchas veces irreparable, con el paso del tiempo dejar de fumar disminuye el riesgo de padecer enfermedades”, señala el Dr. Rúa Fernández.

Según la psicóloga Kristal, todo parte desde la determinación y la fuerza de voluntad. “Muchas personas dicen no estar dispuestas a dejar de fumar o creen que no lo podrán hacer, y abandonan su propósito. Sin embargo, todo empieza con un  cambio de actitud y conducta frente a una situación extrema, que  lleva a  dejar de fumar, al tomar conciencia de los efectos indeseables que comprometan la salud”.

Y como complemento, debemos contar con un respaldo médico para nosotros y nuestra familia, en especial al momento de lidiar con una enfermedad tan compleja como lo es el cáncer, si acaso llegara a aparecer.

“Los seguros oncológicos ofrecen coberturas enfocadas en prevenir y tratar esta enfermedad, brindando acceso a clínicas especializadas (a nivel nacional y/o internacional).  Por otro lado, si eres empresario y temes que el tratamiento no te deje trabajar y afecte tu emprendimiento, puedes optar por un microseguro indemnizatorio que te ofrece una suma que puedes usar en el mantenimiento de tu familia o negocio, complementando al seguro oncológico que se encargará de cubrir los gastos de tu tratamiento”, explica la Dra. Ramos.

Para finalizar, debemos recordar que además de generarnos problemas económicos (sólo el costo anual por tratamientos pueden superar los S/ 200 mil), la pérdida más importante que nos puede generar el tabaco es la que sufrirá nuestra familia. Por ello, el mejor momento para dejar el cigarrillo es ahora.