Cómo desempeñarse en una economía bimoneda y vivir para contarlo

142

Estamos acostumbrados a vivir permanentemente con el dólar como alternativa viable de pago en nuestro día a día, ya que en cualquier restaurante o local comercial se acepta pagar en dólares.

Actualmente, todos los bancos ofrecen cuentas de ahorro, corrientes y de depósito a plazo; así como, préstamos de todo tipo que pueden ser solicitados. También se puede elegir el pago de la CTS, todo lo anterior, tanto en soles como dólares.

No obstante, tener exposición al tipo de cambio es para cualquier persona o empresa un factor de riesgo importante, sin mencionar que el mismo es difícil de predecir, por lo que sus potenciales impactos no deben ser minimizados, debido a que pueden ser claves. Por ello, de no ser manejado adecuadamente puede tener consecuencias nefastas para la economía personal.

A continuación, Fernando Ruiz, CFO de Kambista, la primera casa de cambio digital peruana, presenta distintas sugerencias para que las personas puedan decidir en qué moneda- soles o dólares- ahorrar, solicitar la CTS y/o endeudarse:

Ahorrar: ¿En dólares o en soles?

Para ahorrar, lo ideal sería partir de la siguiente pregunta: ¿Para qué quiero utilizar el dinero? Y, posteriormente: ¿En qué moneda voy a tener que realizar los gastos para los que ahorro?

Si lo que se desea es ahorrar para viajar, para una maestría en el extranjero, comprar por internet, etc, se recomienda hacerlo en dólares, con la finalidad de evitar algún tipo de exposición al riesgo cambiario. Por otro lado, si hablamos de ahorros de largo plazo, lo ideal sería calzar la moneda en la cual esperamos gastar eventualmente con la moneda en la cual ahorramos. Esto, debido a que movimientos en el tipo de cambio podrían terminar afectando fuertemente su capital al momento en el cual lo necesite.

CTS: ¿En qué moneda conviene solicitar su pago?

Dado que la CTS es un ahorro de largo plazo para el momento en el cual uno deje de percibir temporal o permanentemente un sueldo, lo recomendable sería solicitar dicho pago con la moneda en la cual esperamos gastar en el futuro. Si esperamos; por ejemplo, seguir viviendo en el Perú, sería lo más conveniente recibirla en soles para no exponerla innecesariamente a riesgos cambiarios que puedan disminuir o en todo caso, generar volatilidad sobre su valor.

¿Y en el caso de deudas?

Para elegir en qué moneda endeudarnos, la respuesta es un poco más simple, ya que se debe tomar la deuda en la moneda en la cual recibes tus ingresos. De ese modo, se minimiza el riesgo al máximo, con el objetivo de evitar las consecuencias de una moratoria.

Fernando Ruiz, CFO de Kambista, sugiere: “Siempre procuremos generar una coincidencia entre las fuentes del dinero y los usos que posteriormente le daremos. Con ello, se minimiza la exposición y el riesgo cambiario, con el objetivo de lograr un manejo más eficiente de las finanzas personales y optimizar el uso de del dinero en el corto, mediano y largo plazo”.

Los comentarios están cerrados.