¿Comprar vivienda de estreno o de segunda?

164

Es posible que al momento de comprar una vivienda, ya sea con crédito hipotecario o no, tengas que decidir entre adquirir una nueva o una de segunda. En este caso, en tu proceso de selección son varias las consideraciones que debes tener presente. En este artículo te señalamos algunas de ellas, para facilitar tu decisión de comprar vivienda de estreno o de segunda.

Criterios para decidir entre una vivienda de estreno o de segunda

La compra de una vivienda es uno de los actos más importantes que realizamos en nuestra vida. Ello independientemente lo hagamos para vivir en ella y formar un hogar, o simplemente como medio de inversión. Por esto, es importante que las opciones se evalúen con criterios adecuados y racionales, y no con emociones impulsivas.

En particular, te recomendamos emplear los siguientes criterios:

1.- Ten presente el costo total asociado con la compra

Dentro de los costos de adquisición de una vivienda de segunda mano, no olvides incluir los costos de reparación. Generalmente es necesario realizar reparaciones de forma inmediata en las viviendas de segunda, para mejorar su desempeño. Si sumas estos costos de reparación a los de adquisición, tendrás el costo asociado a la compra. De más está decirte que si este resulta mayor que el de una vivienda nueva similar, no es una buena opción.

Adicionalmente, ten en cuenta que las viviendas de segundo uso pagan alcabala. El alcabala lo paga el comprador, y se calcula aplicando un impuesto del 3% al valor del inmueble.

Dentro de los costos también considera que seguramente el precio por m2 de una vivienda de estreno puede ser más costoso. Y si vas a comprar el inmueble con un crédito hipotecario, pagarás intereses sobre ese m2 más caro. ¿Qué valor de m2 puedes pagar?

2.- No compres para remodelar

Puede suceder que una casa de segunda te guste y se adapte a tu presupuesto, pero te desagraden sus acabados. No debes entonces comprarla pensando en que en la primera oportunidad que se presente, cambiarás los mismos. Si quieres personalizar los acabados de tu vivienda, tu mejor opción es comprar una nueva en obra gris.

Si vas a comprar una vivienda de segunda, no lo hagas pensando en que vas a modificarla en mediano plazo. Evita crear cargas innecesarias sobre el presupuesto personal, generando esta necesidad, que puedes evitar comprando una vivienda de nueva.

3.- Ten presente la vida útil de los materiales

Todos los materiales usados en la construcción de una vivienda tienen una vida útil establecida. Los materiales usados en la impermeabilización son de los que más corta vida útil poseen. Le siguen los de las instalaciones sanitarias y eléctricas, y los acabados exteriores.

Por lo anterior, muchos expertos recomiendan evitar comprar viviendas de segunda cuya construcción supere a los 10 años. Así evitas tener que invertir en reparaciones y sustitución de esos materiales, en el mediano plazo.

En definida, puedes ver que la decisión entre comprar vivienda de estreno o de segunda es netamente un aspecto económico. Una vivienda de segunda no es mala opción, siempre que a larga, resulte realmente más económica que una nueva. Evalúa cada oportunidad que se te presente con detenimiento.

Artículo redactado por Pedro Alejandro Acosta, redactor en RebajaTusCuentas.com. Entusiasta por las palabras y por temas de finanzas personales.

RebajaTusCuentas.com es un asesor financiero que te ayuda a obtener el mejor crédito hipotecario de acuerdo a tus necesidades.