Criticar no es lo mismo que joder…, por Diethell Columbus*

"Es una lástima que para muchos resulte más sabroso resaltar lo fútil que hacer notar lo que realmente es importante".

1.163

A propósito de la tragedia ocurrida en San Juan de Lurigancho y las absurdas críticas que se le ha hecho a Jorge Muñoz; resulta necesario llamar la atención ciudadana a efectos que esta se centre en el fondo de los problemas y no en la bagatela que sirve para hacer insulsos memes o aquella que esgrimen ciertos troles de redes.

No perdamos el tiempo en criticar la foto en la que el alcalde de Lima sale haciendo equilibrismo circense para no caer en un lodazal de aguas servidas o la supuesta falta de empatía de éste por no zambullirse en el desagüe para “sentir en carne propia” lo que padecen los damnificados. ¡Por favor! Un poco de sensatez no hace daño.

En lugar de perder el tiempo, mejor indignémonos porque la pésima obra de desagüe que colapsó y que le arruinó la vida a cientos de vecinos, fue una de las tantas ejecutadas por la corruptora Odebrecht y sus consorciadas. Fustiguemos a las autoridades que permitieron que dicha obra no haya sido ejecutada de acuerdo a las exigencias de SEDAPAL, tal cual lo confirma el actual minsitro de Vivienda y Saneamiento, Javier Piqué (Ver nota aquí).

Hagamos tendencia para reclamar respecto a cómo se permite que una empresa que ha ejecutado obras sobrevaloradas, con corrupción y sobre todo que ponen en riesgo la integridad y salud de nuestros compatriotas siga contratando con el Estado Peruano como si nada hubiese ocurrido.

Y así como con lo de San Juan de Lurigancho; en lugar de criticar al Alcalde porque viaja en bicicleta y no en el Metropolitano como lo hace el pueblo, mejor pidamos se nos informe sobre los 800 Millones de Soles que se prestó la gestión Castañeda en el año 2016 para ejecutar, entre otras, la ampliación del tramo norte de la red del Metropolitano que iría desde la estación “El Naranjal” hasta la avenida Chimpu Ocllo en el distrito de Carabayllo.

Han pasado 27 meses desde que se autorizó el empréstito y no vemos ni medio ladrillo para ese proyecto de urgente necesidad para los vecinos de Lima Norte. (Ver Acuerdo de Concejo N° 351-2016-MML del 13.10.16).

Es una lástima que para muchos resulte más sabroso resaltar lo fútil que hacer notar lo que realmente es importante.

¡Cambiemos!

*El autor fue candidato a la Alcaldía de Lima por Fuerza Popular