El «juego» de las obras a dedo, por Diethell Columbus*

1.415

Una de las principales críticas en la aventura gubernamental relacionada a los XVIII Juegos Panamericanos y VI Juegos Parapanamericanos que inician en julio de este año, fue la multimillonaria inversión que implica atender este evento cuando existen tantas necesidades sin atender y ni que decir de la válida preocupación por los contratos que deriven de la realización de este cónclave deportivo.

En otras palabras, la priorización del gasto público, una vez más, mal encaminada y además se tienen válidas duda sobre la transparencia de las contrataciones que se realicen, más aún si es que hoy vemos como salen a la luz sobrecostos inexistentes, adendas mañosas y corrupción galopante.

Pese a los cuestionamientos, el gobierno de PPK (del que también es parte el actual mandatario) decidió seguir adelante y en noviembre de 2016 promulgó el Decreto Legislativo N° 1248 que creó un marco legal ad hoc para “agilizar” los procesos de contratación pública relacionados a juegos panamericanos y parapanamericanos. Recordemos que el presidente de la COPAL, Carlos Neuhaus, declaró que no se darán concesiones de obras a dedo y que las licitaciones serán abiertas a todos” (Peru21 16.10.16 – El Peruano 30.05.17).

A 5 meses de inaugurarse los juegos panamericanos y parapanamericanos, el gobierno admite que no se podrá cumplir con los compromisos a tiempo. De lo anterior se colige que las “facilidades” del Decreto Legislativo N° 1248 no fueron suficientes y es por ello que hace una semana (18.02.19) la administración Vizcarra ha presentado, ante el Congreso de la República, un proyecto de ley que de ser aprobado crearía un marco legal excepcional y temporal para culminar las obras y demás detalles que no se han podido finiquitar a la fecha.

La propuesta del Poder Ejecutivo implica, entre otros, lo siguiente: 1) Hasta el 03.09.19 las contrataciones de bienes y servicios por encima de 400 mil Soles SERÁN A DEDO, es decir, al margen de la Ley de Contrataciones del Estado. 2) Las obras de infraestructura pública pendientes a cargo del Ministerio de Vivienda SERÁN A DEDO. 3) Se autoriza el gasto para la acomodación y hospedaje de atletas (¿y la villa de atletas?), árbitros, miembros de la ODEPA y sus familias.

Ante la ola de cuestionamientos que hoy existe sobre los procesos de contratación estatal infectados por corrupción, con mucho más razón existirán cuestionamientos por las multimillonarias contrataciones que el gobierno entregará A DEDO a ciertas empresas. ¿Quiénes serán las beneficiarias? ¿Serán los “amigos” del Club de la Construcción, Odebrecht o CASA?

Es innegable que la improvisación gubernamental es la principal culpable de todo esto, al igual que con la reconstrucción del norte, por ello el Contralor deberá estar más que atento con estos temas y, finalmente, el gobierno deberá hilar muy fino para no caer en aquello que tanto se ha esmerado en desdeñar; pues no solo es cuestión de un discurso, sino de dar muestras concretas que realmente se quiere combatir la corrupción.

*El autor fue candidato a la Alcaldía de Lima por Fuerza Popular

Lucidez no necesariamente comparte las opiniones presentadas por sus columnistas, sin embargo respeta y defiende su derecho a presentarlas.