Las obligaciones del comprador de un predio, por Alejandro Lostaunau

249

Muchos me preguntan qué necesita un comprador para llegar a buen término una compra venta y sin mayores problemas que luego traigan consecuencias negativas.

Lo primero sin lugar a dudas es llegar formalmente a un precio fijo de cierre, y que esto sea de preferencia en un documento simple o un correo electrónico donde quede claro cuál fue el precio de lanzamiento y cuál es el monto en el que se cierra la operación. Teniendo eso claro ya se puede avanzar con lo demás. Yo incluso recomiendo que en la oficina del agente inmobiliario se deje un monto de dinero y se firme una constancia de reserva para que la propuesta sea más formal y les dé más confianza a ambas partes.

Luego de eso entonces empezarán los papeleos que no debieran ser tan engorrosos si se asesoran bien. Lo primero en el campo del comprador es tener en cuenta que cuando es una propiedad de segundo uso siempre se paga el impuesto de alcabala, que es el 3% del valor final de la venta. Este impuesto se paga en el SAT y para ello hay que llevar la minuta de compra venta.

Otra cosa importante a tomar en cuenta es sin duda todo lo referente a los gastos notariales y registrales. En cuanto a los primeros van direccionados a la elaboración de la minuta, la firma del abogado en dicho documento, estudio de títulos y todo lo que tenga que ver con el manejo que hace la notaria de la venta. En el caso de un crédito bancario, el banco realiza casi todo y al final emite su informe para el pago respectivo.

No me puedo olvidar de explicar a qué me refiero con los gastos registrales. Pues bien, toda propiedad termina su transferencia a otra persona con la elevación a escritura pública de la minuta firmada anteriormente. Eso quiere decir que el comprador paga también para que la propiedad que ha comprado pase a sus manos con un título a su nombre en registros públicos. Eso tan importante tiene también un precio.

Finalmente, y no por ello menos importante, el comprador debe exigir al vendedor la constancia del pago del impuesto predial de todo el año en que se realiza la venta, de los arbitrios y servicios de agua, luz y mantenimiento hasta el mes de compra del predio.

Compra una propiedad con papeles en regla, en otro artículo hablaré de ello, pero no debes olvidar que cualquier problema con los documentos puede tirar abajo cualquier venta. Estás advertido.

Lucidez no necesariamente comparte las opiniones presentadas por sus columnistas, sin embargo respeta y defiende su derecho a presentarlas.