Mea Culpa, por Eduardo Herrera

0 144

Acaso el principal problema de la corrupción, a mi juicio, fluye de una conducta de “doble vía”. Señalar a otro como responsable y no asumir, por lo tanto, ninguna -responsabilidad- nosotros mismos.

Esto se aprecia constantemente en la exigencia, cuándo no iracunda, de alguien que pretende quitar legitimidad a una propuesta ¿cuál es tu autocrítica? O la sentencia: cero auto crítica. Vivimos en el juzgamiento, por eso somos un país con tendencia a la judicialización, con un potente aderezo de desconfianza institucionalizada (por eso el alto nivel de sospecha generalizada como verán en este mismo artículo líneas abajo).

Culpa, es un concepto ya superado y hacía referencia a una suerte de auto flagelación interna. Ciertamente hay personas que no experimentan ningún tipo de remordimiento interno lindando con la conducta cínica. Es muy fácil, simplemente pones “en off” a tu conciencia. Yo lo hice mucho tiempo atrás.

Ahora ya se habla de responsabilidad. Soy libre y por lo tanto responsable. La carne viene con hueso.

Por eso cundió en mí una frase que le escuché a mi amigo Ignacio Mealla: “che, empieza por tu metro cuadrado” me dijo. Y en eso estoy desde hace casi cuatro años. Asumo mi responsabilidad y sostengo mi auto crítica a quien quiera escucharla.

Sospecho de aquellos que piden autocrítica y suelen desarmarse cuando les pregunto ¿y cuál tú auto crítica? Coherencia le dicen. Es que es muy fácil tirarle el muerto a otro. Por eso no debe de ser pretexto para nadie decir que los empresarios no hacen nada o el gobierno no hace nada; pregunto ¿qué hacemos cada uno de nosotros?

El Perú no tiene sentencia, es un país en juzgamiento constante. Deberíamos seguir en la construcción y no caer en ninguna de esas dos prácticas. Aunque a veces caigo en el facilismo de la destrucción, debo de reconocerlo. Entonces me anclo fuertemente a la frase antes dicha: empieza por tu metro cuadrado.

Lucidez no necesariamente comparte las opiniones presentadas por sus columnistas, sin embargo respeta y defiende su derecho a presentarlas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.