[OPINIÓN] ¿Y dónde están ahora los caviares?

631

“El caviar simboliza, pues, un estilo de vida frívolo y elitista. Es decir, un mundo decadente, sin vocación social, que no tiene más ideal que la satisfacción de sus sentidos. Siendo principal opositor al conservadurismo neoliberal o al pragmatismo”. Luego agrega,  que: “allá por la década de 1980 aparece en Francia el término ‘gauche caviar’ o “izquierda de salón”, Es decir, un grupo humano que pretende identificarse con valores democráticos y progresistas, pero atrapado por la frivolidad de una vida glamorosa y refinada, teniendo como bandera las luchas por preservar el medio ambiente, por los derechos de los inmigrantes, de las mujeres o de los trabajadores, son entonces percibidas como demandas infladas por “caviares”, gente que se cubre de una elegancia chic, que se disfraza de avanzada y humanista, cuando, en realidad, son beneficiarias del sistema al que neciamente critican”. Es decir, caviar es aquel “pituco” disfrazado de obrero labrador. Y tenemos que decir que en nuestro país constituyen un importante grupo social que están dentro de los Partidos políticos, organizaciones estatales y no gubernamentales. Se trata de un segmento muy reconocido de activistas políticos y dirigenciales con bastante llegada hacia el sector popular, justamente por el discurso que enarbolan pero que jamás la concretan en bien de sus “representados” una vez logrado el poder, sino su propio beneficio. En el caso concreto de la vida política del país, los así llamados “caviares” han tenido bastante protagonismo y en casi todos los gobiernos democráticos desde 1980, y claro en unos más y en otros menos, pero siempre la tuvieron.

Siendo así, en el actual gobierno de Humala, nos preguntamos y respondemos ¿Y dónde están ahora los caviares? Esos que no le daban ninguna tregua al gobierno fujimorista, que lo denunciaban por todo, que realizaban marchas y contramarchas, esos universitarios alienados que se creían revolucionarios por quemar llantas o romper a pedradas los vidrios de las instituciones públicas y privadas, pregonando la democracia. Fueron ellos los que llevaron a Alejandro Toledo a ser Presidente del Perú, y en sus inicios formaron parte de su gobierno en distintos ministerios, pero como es propio de ellos, cuando fracasaron en los cargos, Toledo no tuvo más opción que votarlos. Y entonces, le hicieron la vida imposible haciéndole terminar por la pata de los caballos tal como revelan las encuestas sobre la caída de su popularidad, pese a su buen gobierno.

Posteriormente este mismo grupo, llevó a Ollanta Humala como Presidente, pero a este no le dicen ni pio, y es que los Humala pueden decir y hacer cualquier barbaridad, inclusive atentar contra la paz de los pueblos, Islay tiene sus muertos, Pichanakaso también, la última semana la víctima fue un cocalero en Pasco, pese a ello los caviares parecen estar con el rabo entre las piernas porque  son tan cobardes que no sirven ni siquiera para garantes como el hoy locamente enamorado de la celebrity Isabel Preysler Mario Vargas Llosa, o será que no dicen nada porque Ollanta envió a sus líderes al extranjero a ocupar cargos en las embajadas, Consulados, Agregadurías, etc. Espero se queden ahí y no regresen a subirse al coche de otro candidato presidencial para el 2016. O será que ya no son rentables para la universidad que los promovía y los alienaba al marxismo, hoy ya no le conviene sacar estos mostritos porque simplemente han perdido credibilidad al aprovechar de su prestigio de entonces para jugar a doble cachete, (asesorar a las grandes empresas en proyectos de inversión y al mismo tiempo formar rebeldes sin causa a gente de las comunidades para atacar a estos en nombre del medio ambiente y los derechos humanos) O quizá estos jóvenes ya en otra posición  dejaron de ser incendiarios y  hoy más bien son bomberos.

En todo caso, estimado caviar respóndenos:  ¿Dónde estás hoy cuando tenemos un Presidente que quiso entrar a sangre y fuego a Islay para hacer realidad el proyecto Tía María?, ¿Dónde estás cuando no se respetan los poderes del Estado, y cuando el Presidente insulta al Parlamento Nacional solo por rastrear los hilos de la corrupción? ¿Dónde estás ahora que el Mandatario insulta al periodismo en clara intimidación atentando contra la libertad de expresión?… ¿Dónde está tu voz, dónde tus movilizaciones? y en verdad se te extraña…  Caviar, sobre todo cuando hoy Ollanta insulta a los jóvenes como Fiol, caviar, será que estás tan ocupado en ver la manera de subirte a un barco gringo que tanto criticabas, al barco de PPK. Recomendamos a PPK. Usar detergente Ñapancha para despercudirse al toque de estos personajes o terminara como Nadine investigada por presunta lavandería.