Palabra de honor, por Verushka Villavicencio

258

Lima decidió el 7 de octubre del 2018 que tendría como alcalde de la ciudad al Dr. Jorge Muñoz Wells. Él ha juramentado ante los ciudadanos comprometiéndose a que hará de Lima será una ciudad segura, ordenada y viable. Sus palabras cuentan con el respaldo de sus 8 años como alcalde de Miraflores que dan cuenta de las puertas abiertas para atender los pedidos de los vecinos en las audiencias vecinales de todos los miércoles y a ejercer la transparencia en las rendiciones de cuentas que anualmente presentó para informar sobre el uso de los recursos municipales.

El discurso de su juramentación no sólo son palabras sino que representa un acta de compromiso con él mismo y su familia asumiendo que será un servidor público cuyo fin sea el servicio honesto al ciudadano y no el beneficio personal. Este compromiso podría ponerse en duda sino se confrontara con los resultados de su gestión estratégica en la comuna miraflorina que lo llevó a conseguir durante 8 años un total de 14 premios “Ciudadanos al Día” que reconocen la gestión de la ciudad para lograr que sea segura, inclusiva y sostenible, a través de buenas prácticas replicables y de alto impacto.

Entre las principales medidas anunciadas se centró en la creación de políticas públicas que marquen un camino sostenible para el ordenamiento coherente de la ciudad. Entre las más importantes están las vinculadas a la seguridad ciudadana. Una innovación interesante es la que establecerá un protocolo de comunicación para los serenazgos de todos los distritos para asegurar que se actúe concertadamente cuando se tenga que atender una emergencia. Otra propuesta prometedora sería la regulación de la obligatoriedad de los sistemas de video vigilancia para establecimientos con un aforo mayor de 30 personas.

Y siendo el ser humano el centro de la gestión de Muñoz, anunció que se creará una ordenanza que regule la accesibilidad y la inclusión para que todos los ciudadanos y de forma preferente las personas con discapacidad usen los servicios y espacios públicos sin ser excluidos por su condición a través de medidas que desarrollen un diseño universal en la ciudad y sus servicios.

Pero además siendo el combate contra la anemia una prioridad para el Estado. Muñoz anunció que se compromete a reducir la anemia infantil de 33% a 17% en niñas y niños de 6 a 36 meses. Este tema tan sensible para el país podría marcar la hoja de ruta de un nuevo programa de promoción de la salud que se enfoque no sólo en la atención de los niños, sino en las causas que rodean la alimentación no saludable como la ausencia de consumo de alimentos cómodos y ricos en contenido de hierro como la sangrecita, por ejemplo.

Pero el discurso de Muñoz no sólo revela el perfil de un líder humano sino que enarbola la imagen de un hombre que reconoce la importancia de su familia como motor de sus acciones. ¿Cuántos políticos peruanos conocemos que agradecen a su esposa e hijos por acompañarlo en sus decisiones brindándoles un reconocimiento público así como participación en momentos claves de su historia política? Ciertamente la equidad expresada en acciones donde un líder afirma que impulsará programas que logren hábitos saludables de comunicación que reduzcan la violencia contra la mujer, denota que Muñoz representa la búsqueda de una cultura de inclusión donde todos los ciudadanos puedan ejercer sus derechos en igualdad de condiciones.

Una señal que demuestra su clara convicción de lucha contra la corrupción es el anuncio de la creación de la “Oficina de integridad y control de la corrupción” que controlará cualquier atisbo de corrupción dentro de su gestión.

Todos estos anuncios serán materializados en hechos que respaldarán su convicción de servicio al ciudadano.

El giro que contribuyó al triunfo de Muñoz fue la humildad y una serena demostración de sus conocimientos adquiridos como estratega y gestor a lo largo de los años. Su palabra no es sólo un discurso sino una propuesta que se acompaña de un equipo técnico entrenado para la acción.

Ahora nos toca esperar a que la palabra de honor de Muñoz se vuelva realidad.

Lucidez no necesariamente comparte las opiniones presentadas por sus columnistas, sin embargo respeta y defiende su derecho a presentarlas.