Razones por las que el Estado no gasta lo que tiene, por Federico Prieto Celi

0 60

Si el presupuesto general de la República es el principal instrumento de gobierno, el hecho de que el 30% se quede sin ejecutar nos dice que se está gobernando poco. El primer ministro César Villanueva ha declarado en el Congreso, asimismo, que esa inoperancia para ejecutar lo presupuestado se observa en los gobiernos regionales y locales pero también en el Gobierno Central. Este gobierno ha querido dar mucha importancia a los presupuestos descentralizados: regionales y municipales, pero de hecho el resultado de su ejecución ha sido pobre.

Las razones las conocemos: desconocimiento del manejo presupuestal, demoras por corrupción en la concesión de licitaciones, crecimiento burocrático a costa de disminución de obras públicas, incapacidad de programar la acción de gobierno al mediano y largo plazo, entre otras motivaciones. Pienso que la lección es clara: no se debe dar tanto dinero a los gobiernos regionales y locales, mientras no demuestren plena capacidad de gobierno.

Hay muchas  municipalidades, por ejemplo, que no envían los aportes de tributos al Instituto Peruano de Seguridad Social, gravísima omisión que el gobierno central no se atreve a remediar. El viceministro de Hacienda debía retener esa deuda y enviarla a EsSalud, de tal manera de enseñar en la práctica que no se puede dejar de pagar el tributo a la seguridad social. El cuidado de la salud es importante.

Me atrevería a decir que, en el gobierno central, además de las razones apuntadas para los gobiernos regionales, hay otra razón: el miedo de los funcionarios honrados a caer en la trampa de los corruptores y luego pagar pato enfrentando interrogatorios y privaciones de la libertad hasta la declaración de inocencia. Ese temor detiene a los funcionarios, que prefieren devolver el dinero al Tesoro Público. Como en la parábola de los talentos.

Lucidez no necesariamente comparte las opiniones presentadas por sus columnistas, sin embargo respeta y defiende su derecho a presentarlas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.