RBC se defiende

285

El nuevo director de Lucidez publicó una columna dedicada al fundador de RBC, ex Alcalde de Lima y Precandidato a la Presidencia de la República, Ricardo Belmont Cassinelli y a RBC-Canal 11, medio de comunicación del que soy Editor General.

El señor Ramírez ataca al único canal de televisión que lo ha invitado a participar y en el que los principales colaboradores de Lucidez han desfilado por el programa dominical y además se burla y trata con displicencia a un empresario y político honesto y consecuente con sus ideas, quien lo recibió en su casa y trató como un caballero.

Ataca todo: el partido político en el que antes estaba Rómulo Mucho y que nadie cuestionaba ahora es para Ramírez un partido inadecuado; las llamadas de “Habla el Pueblo” que revelaron en la elección presidencial pasada que las encuestadoras manipulaban a la población y que Ollanta Humala era mas popular que Keiko Fujimori son para él dudosas y tramposas. Hasta se burla de la campaña modesta, austera y digna que ha prometido Ricardo Belmont y defiende las campañas millonarias de los candidatos a los que quizá él apoya subrepticiamente.

En su columna Ramírez defiende a la multimedia dominante, llámese El Comercio, pero no revela que él es hoy un empleado de la misma. Poca transparencia, legitimidad e independencia para atacar desde Lucidez a Ricardo Belmont y para simultáneamente defender la posición de dominio de su verdadero empleador.

Para garantizar la credibilidad y la transparencia los medios normalmente exigen a sus colaboradores una declaración explícita de los posibles conflictos de interés que tengan. En ese sentido, convendría que el nuevo director de Lucidez haga explícita y pública su relación de subordinación a El Comercio.

Ramírez reconoce que no tiene nada de malo que un medio de comunicación muestre afinidad por un candidato presidencial, pero exige que éstos se mantengan críticos y fieles a su línea editorial. Que no se preocupe por RBC, que todos conocen los principios que ha defendido el canal desde su fundación y que seguirá defendiendo en el futuro. Eso es algo de lo que yo me ocupo. Que se preocupe de que el diario virtual que hoy dirige sea crítico con el candidato con el que él simpatiza. Que les brinde a todos los candidatos presidenciales un trato respetuoso y equitativo y que se asegure de que la información y la opinión en Lucidez sea plural y balanceada.

Finalmente Ramírez ha insinuado que el único canal de televisión de accionariado difundido habría sido constituido de manera tramposa. No me gustaría querellar al director del diario virtual en el que he escrito hasta hoy pero como abogado del canal debo precisar que todas las injustas acusaciones y denuncias sobre estos temas fueron debidamente aclaradas y juzgadas y su fundador fue absuelto de todos los cargos que se le imputaron. Las campañas de desprestigio digitadas desde el SIN, a las que algunos inescrupulosos se sumaron, esperamos que no se repitan.

A Ramírez le sugiero que antes de meterse con un canal ajeno primero indague y publique acerca del serio problema en el que se encuentran los accionistas minoritarios de América Televisión, canal que controlan sus verdaderos jefes.

Invité al señor Ramírez a mi programa televisivo dominical para que exponga su punto de vista y para demostrarle “en vivo” en televisión abierta lo plural y profesional que es el manejo de RBC. Por razones que solo él sabrá explicar, el director de Lucidez no ha aceptado la invitación.

LEE TAMBIÉN…

«Si el señor Belmont no aparece en las encuestas, que no culpe a las encuestadoras, que se culpe a sí mismo por no notar que, hace mucho tiempo, su momento pasó». No te pierdas hoy la Columna del Director.

Posted by Lucidez on martes, 17 de noviembre de 2015