Restricción vehicular: llegó el ‘pico y placa’ a Lima, por Edwar Díaz*

1.159

Esta no es la primera vez que se pone en agenda una medida de restricción vehicular. Anteriores gestiones metropolitanas evaluaron aplicar el conocido ‘pico y placa’ en Lima, pero ello quedó en solamente en propuestas encarpetadas, a pesar que en el año 2017 una encuesta reveló que el 71% de limeños aprobaba esta medida.

El ‘pico y placa’ consiste en restringir el tránsito vehicular en determinadas horas (o las 24 horas) de uno o más días a la semana, en zonas o vías específicas, de tal modo que en el tiempo y lugar de la restricción los vehículos no puedan transitar según su número de placa o matrícula, ya que, de hacerlo, se aplican multas o sanciones administrativas.

El día de hoy el Concejo de Lima, por mayoría de votos, aprobó una ordenanza que implementa el ‘pico y placa’ en nuestra capital. Según esta norma, los vehículos cuyo último dígito de la placa sea par (incluye el cero) no podrán transitar entre las 6 y 10 horas en la mañana y las 17 y 22 horas en la tarde/noche de los días lunes y miércoles, por cinco corredores viales: i) Panamericana Norte  – Vía Evitamiento – Panamericana Sur, ii) Av. Javier Prado – Av. Sánchez Carrión – Av. La Marina, iii) Av. Arequipa – Av. Garcilazo (Wilson) – Av. Tacna, iv) Vía Expresa Paseo de la República, y v) Av. Canadá. La restricción será en las mismas condiciones, pero los días martes y jueves para los vehículos cuyas placas terminen en número impar.

La medida constituye un proyecto piloto que se inicia con ocasión de los Juegos Panamericanos y Parapanemericanos y será evaluada por la Municipalidad de Lima a efectos de determinar su eficacia. Se ejecutará en coordinación y el apoyo de la Policía Nacional del Perú. Existirá un periodo informativo que durará del 22 de julio al 5 de agosto, luego del cual se impondrán papeletas a los conductores que incumplan la ordenanza.

La decisión de la comuna limeña se realiza en un contexto en el que Lima es considerada, según la revista Forbes, la tercera ciudad con mayor congestión vehicular, de 400 ciudades evaluadas, donde el parque automotor se ha incrementado y, a la fecha, circulan entre Lima y Callao el 66% de todos los vehículos del país, siendo un aproximado de millón y medio de vehículos los que transitan en el área metropolitana de Lima-Callao. Esto ocasiona que la oferta de vías se vea colapsada por la cantidad de demanda existente.

El ‘pico y placa’ tiene por finalidad aliviar la congestión a la que se encuentran sometidos todos los limeños a diario. Sin decirlo, la norma busca desincentivar el uso del auto particular y promover que las personas usen otros medios de transporte alternativos (buses públicos, bicicletas, autos compartidos, etc). También se pretende reducir el número de colectivos  y taxis informales, promoviendo, a su vez, la formalización de los taxistas, ya que los formales se encuentran excluidos de las restricciones de la ordenanza. Finalmente, hay aspectos de ordenamiento, salud y medio ambiente que subyacen en la razón de ser de la ordenanza, y que le dan el soporte legal y constitucional necesario.

Quienes rememoran el pasado, ven con escepticismo esta medida, ya que recuerdan que se aplicó en el gobierno militar. Sin embargo, los tiempos han cambiado y en unos meses, se podrá evaluar si el ‘pico y placa’ ha funcionado en Lima. Por lo pronto, saludemos que Lima viene dando pasos para ponerse a la altura de las principales metrópolis del mundo.

*Regidor y Presidente de la Comisión de Asuntos Legales de la Municipalidad de Lima.

Lucidez.pe no necesariamente comparte las opiniones presentadas por sus columnistas, sin embargo respeta y defiende su derecho a presentarlas.