Si cae Venezuela, ¿cae Cuba?; por Federico Prieto Celi

442

Los pronósticos periodísticos son muy peligrosos, por lo que no se puede afirmar que Cuba caerá inmediatamente después de la caída de Venezuela de Nicolás Maduro, pero sí se puede suponer que Cuba recibirá un golpe político grave, porque todos los cubanos que manipulan la situación en Venezuela serán expulsados de ese país y volverán fracasados a la Isla.

El mundo libre está inquieto hasta que cambie el rumbo de Venezuela, y si no se puede hacer por las buenas, parece que podría hcer por las malas. ¿Cuánto tiempo puede el gobierno de Maduro sostener una situación de crisis económica que provoca el éxodo más grande de la historia sudamericana? ¿Cuánto tiempo los militares comprometidos con bajos manejos de negocios turbios podrán sostener a un presidente que es repudiado por la mayoría e los habitantes del país? ¿Cuánto tiempo puede Maduro soportar el bloqueo económico y diplomático actual?

El Grupo de Lima ha dicho bien claro que la invasión militar externa no es solución. Estoy de acuerdo. Pero la Constitución de Venezuela considera la ayuda militar en casos como éste, como ha comentado el presidente del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, que se ha autoproclamado presidente de la República, y ha sido reconocido por más de cincuenta países.

Se puede hacer, en cuanto a una invasión militar externa, un paralelismo con Cuba, que se salvó de una invasión de los Estados Unidos a raíz de la fracasada aventura trunca en la Bahía de Cochinos, el 17 de abril de 1961. Pero cuando la URSS comenzó a instalar misiles en Cuba el presidente Kennedy se alarmó, y ordenó impedir que la armada rusa llegue a la Isla.

Entones se produjo la crisis de los misiles. La situación estuvo a punto de iniciar la tercer guerra mundial, porque Kennedy puso su armada frente a la rusa, para impedir la llegada de misiles a Cuba. Entones, Jrushchov propuso como condición para retirar  primero su armada y luego los misiles de Cuba que Estados Unidos retire los misiles que tenía en Turquía. Así se resolvió la tensión. Pero es sabido que Kennedy prometió a Jrushchov que, como Cuba sin misiles no era un peligro para Estados Unidos, no la invadiría, como en efecto no la ha invadido Estados Unidos hasta ahora.

Todos sabemos que la realidad es ahora muy distinta en Estados Unidos y en Rusia, en Cuba y en Venezuela. Cualquier cosa puede pasar.

Lucidez.pe no necesariamente comparte las opiniones presentadas por sus columnistas, sin embargo respeta y defiende su derecho a presentarlas.