Tiempo cumplido, por Gonzalo Ramírez de la Torre

"Ha llegado el momento, después de dos años, nueve meses y diecisiete días, de dejar el cargo de Director General de Lucidez.pe".

0 2.694

Hace unos meses, mientras pasaba mis últimos días como alumno en la Universidad de Lima tras terminar mi carrera, decidí que no solo se había cumplido mí tiempo como universitario, sino que había llegado el momento, después de dos años, nueve meses y diecisiete días, de dejar el cargo de Director General de Lucidez.pe. Sin duda, una decisión difícil, pero una que considero conveniente tanto por la necesidad que tengo de explorar nuevos lados de la profesión periodística, como por lo importante que es para un diario recibir, cada cierto tiempo, una inyección de nuevos liderazgos e ideas frescas.

Todo Director de un medio de comunicación tiene la responsabilidad de imprimirle un poco de su estilo al trabajo que hace. Y es que dirigir un medio no solo es administrar las tareas de tu equipo y estar atento a lo que pasa en el día a día. Dirigir un medio es ejercer constantemente tus convicciones, usar la verdad y la información como herramientas para alcanzar el cambio que quieres ver en la sociedad.

Durante mi gestión, por ejemplo, he tratado de hacer que Lucidez siempre abogue por la libertad, por un país donde el Estado no atropelle las aspiraciones económicas y políticas de los ciudadanos, sino que les de espacio para concretarlas. En ese sentido, en la tarea de luchar por esta causa, el Directorio de Lucidez (al que pertenezco) siempre me dio su absoluto respaldo y, sobre todo, me ha dado, hasta el último día de mi gestión, la más absoluta confianza para hacer el trabajo con la mayor libertad posible.

Y es que Lucidez, a diferencia de otros medios, siempre ha mantenido constante una característica fundamental: más que un equipo de colegas, somos un grupo de amigos. Lo somos los fundadores, que hace más de cuatro años decidimos hacer un periódico online del humilde blog que empecé en WordPress. Y, también, lo somos en el equipo de redacción, donde la confianza siempre ha sido el factor más importante a la hora de trabajar.

Con eso en mente, quiero agradecer a mis socios por la confianza empeñada y por el apoyo incondicional que me han brindado en todo este tiempo. Recuerdo vívidamente cómo nos reuníamos hace años a imaginarnos cómo queríamos que fuera Lucidez y veo hoy que el alcance y reconocimiento que hemos logrado, superan largamente las expectativas de nuestras versiones más jóvenes.

También quiero agradecer al equipo de redacción, a los que están y a los que estuvieron, por el trabajo incansable que hacen a diario para hacer de Lucidez lo que es. Sobre todo quiero agradecer a Franco Mori, quien hasta hace muy poco fue mi mano derecha y una pieza fundamental en nuestro crecimiento como diario.

Así, sin mucho más que agregar, doy mi tiempo por cumplido y me despido del cargo, mas no de Lucidez. Este diario es mi casa y aunque mi participación en él no vaya a ser tan activa como lo ha sido en estos últimos años, siempre estaré ahí para apoyar a mis socios y, sobre todo, al nuevo Director, un gran amigo que sabrá hacer un excelente trabajo.

Gracias por tanto.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.