Cateriano, gordo lio con la oposición que le haría perder presidencia del Congreso a Humala

325

Contra todo pronóstico para la oposición política de nuestro país el presidente Ollanta Humala juramentó como premier al polémico Ministro de Defensa Pedro Cateriano Bellido en remplazo de Ana Jara quien fuera censurada por el parlamento nacional por las denuncias de reglaje a la oposición y cuanto peruano sea, por parte de la DINI.

Este acto de censura a Ana Jara ha demostrado después de mucho tiempo la independencia del primer poder del Estado, aunque algunos se han atrevido a decir que la censura desestabilizaría al país y perjudicaría nuestra economía, yo creo que es mentira, porque nuestro Perú hace tiempo que camina solo, con acelerador automático que gracias a Dios lo graduó el ex presidente Alejandro Toledo después de puestas las bases de la economía por Fujimori. Este gobierno ha sido el que más daño ha hecho a nuestro desarrollo económico, por NO respetar los acuerdos contractuales del Estado con la empresa privada como por ejemplo en Conga Cajamarca, Plus Petrol Pichakazo y ahora Tía María en Arequipa. A todo esto estimado lector es importante preguntarnos ¿quién está jodiendo (desestabilizando) nuestro país? ¿Acaso el empresariado internacional serio querrá invertir en un país que adolece de estabilidad jurídica?

Nuestro nuevo premier Cateriano es abogado de profesión, “dice” saber temas constitucionales más que Mauricio Mulder”, por lo que se atrevió a darle clases como profesor mediático en esta materia al congresista aprista, a quien refrendo por sus apreciaciones respecto si la censura del congreso era solo de Jara como premier o todo el gabinete. Lectores de lo que todos estamos seguros es que ambos como constitucionalistas son buenos Twitteros.

Cateriano, es un gordo lio en el Congreso que podría ocasionar que el oficialismo pierda la presidencia de la mesa directiva del parlamento, su nombramiento como premier habría sido la última orden de luz verde de Nadine Heredia en el Ejecutivo, porque en el Congreso ya ha perdido esa potestad, tal y como se demostró con la censura de Jara.

Varios meses atrás Nadine, habría dado luz verde al congresista Josué Gutiérrez para asumir la presidencia del Congreso, lógicamente no contando que perdería el control de varios congresistas de oposición “topos” y disidentes que hoy con miras a reelegirse el 2016, y sabiendo que la prebenda la pueden tener también con un presidente de oposición han vuelto a la línea primigenia de hacer respetar su “investidura” frente al poder del Ejecutivo.

Mi fuente también informa que Ollanta habría decidido ponerse los pantalones y contraponiéndose a su esposa usar su última ficha, nombrar como candidata a la presidencia del congreso a Marisol Espinoza, quien es la única que podría ayudarlos a conservar la presidencia del parlamento: decisión acertada la del presidente para sus fines. Sin embargo, frente a este escenario Nadine habría barajado el nombre de otros candidatos de su afinidad, como Ana Jara y Johnny Cárdenas (el que llevo a Tilza Lozano al Congreso/ Premio a los payasos) en remplazo de su candidato primigenio Gutiérrez, pero nunca a Marisol.

El principal antecedente de un legislador de oposición que asumió la presidencia del Congreso es Antero Flores-Araóz Esparza, quien en ese entonces militaba en las filas del PPC y derrotó a Luis Solari candidato oficialista al parlamento el 2004, en pleno gobierno de Alejandro Toledo.

Esa historia la tengo siempre presente por que por esos días (mayo-2014) me encontraba realizando un curso de periodismo político dirigido por el maestro Cesar Campos Rodríguez, quien nos pidió como trabajo académico que hiciéramos una hipótesis de quien asumiría la presidencia del Congreso en julio de ese año, teniendo como punto de análisis al desgastado gobierno de Toledo quien podría perder la presidencia del parlamento. La hipótesis acertada del grupo de alumnos fue que la oposición encabezada por Antero Flores asumía la presidencia del legislativo, tal como sucedió en julio de ese año.

Creo que para Ganar a una buena candidata a la presidencia del Congreso como seria Marisol Espinoza último alfil del oficialismo para ese cargo, yo me atrevería a decir que la oposición en contraparte ponga como candidata a Marisol Pérez Tello del PPC. En esta ocasión no me atrevería a plantear una hipótesis quien podría ganar, tal como lo hicimos el 2004.

Estimados lectores, finalmente debo decir que tal vez la decisión de presidente Ollanta de nombrar premier a Cateriano es para que este convenza vía Twitter a los congresistas opositores para que voten por el candidato del oficialismo a la presidencia del congreso, ya que por vía diplomática a los humalistas se le acabaron los argumentos de concertación con la oposición hace “ratones”, sino pregúntele a Mulder o a Becerril.