¿Qué es la marihuana medicinal?, por Saúl Hidalgo

524

 

Cuando decidí investigar sobre el cannabis medicinal, me di cuenta que no es una simple droga o vegetal como tal vez algunas personas lo catalogan, sino por lo contrario;  nadie se imagina los beneficios que puede tener esta planta milenaria, ya que brinda una infinidad de posibilidades para la salud. Está acá en la tierra, sólo necesita agua y sol. Por otro lado, en la investigación que hice, doy fe que es la única esperanza y oportunidad para que muchos pacientes puedan aliviar sus graves dolores y molestias causadas por las enfermedades que los aquejan. Sobre todo, es la esperanza para toda la familia que viven día a día el drama de sus seres queridos. Por ello, tomé interés acerca de esta materia, la cual ha sido muy  gratificante para mi ver cómo esta tesis ha despertado a la sociedad, y así desde la Presidencia del Consejo de Ministros, diversos ministerios, instituciones y medios de comunicación, se ha podido empezar a debatir este tema, superando los simples prejuicios que usualmente se asocian a la marihuana.

¿Qué es el cannabis medicinal?

El cannabis medicinal, también conocido como marihuana médica, es el cannabis que tiene el fin de tratar o aliviar un síntoma, una dolencia o una enfermedad en lugar de propósitos recreativos o espirituales. Todo cannabis que contenga una cantidad efectiva de cannabinoides activos (es decir, que no sea cáñamo industrial) puede considerarse cannabis medicinal si se usa para dicho propósito.

Evolución del cannabis medicinal

Los primeros registros del cannabis  provienen de antiguos textos médicos chinos e indios en los que la planta fue descrita como una medicina con muchos usos. Algunos de estos usos, como para la artritis o el tratamiento del dolor, representan las condiciones  más comunes para lo que el cannabis  se prescribe hoy en día. Después de los opiáceos (alcaloides presentes en el opio), el cannabis era el extracto medicinal de plantas más recetado, hasta que fue prohibido en muchas zonas del mundo durante la década de los treinta. En los últimas décadas se ha redescubierto e investigado las ventajas naturales de la marihuana como medicina, ya que ha conllevado a un resurgimiento en su utilización teniendo resultados exitosos y beneficiosos para la humanidad.

Cannabis medicinal vs cannabis recreativo

En primer lugar, se debe de conocer sus componentes, el cannabis sativa, nombre científico, tiene 100 sustancias químicas, una de ellas es la THC, elemento por el que las personas buscan ‘divertirse’ y CBD, la cual tiene efectos antinflamatorios, este es la parte dedicada a personas con cáncer y epilepsia.  Actualmente,  gracias a un paciente trabajo de cruce de plantas, se han conseguido dos variedades de marihuana muy rica en CBD y casi sin contenido en THC: la Charlotte Web en Colorado y la Avidekel en Israel. La Charlotte Web tiene 20% de CBD y menos de 0.5% de THC, la Avidekel tiene 16.3% de CBD y 0% de THC. De esas plantas  se obtiene un aceite, el cual es purificado, estandarizado para que contenga dosis predecibles y constantes de CBD, y envasado para su uso e investigación.

El cannabis en el Perú

Actualmente, la Comisión de Defensa del Congreso de la República aprobó un dictamen del proyecto de ley para permitir la producción, importación, comercialización y uso seguro e informado del aceite de cannabis con fines medicinales para el tratamiento de algunas enfermedades graves como el cáncer, epilepsia, parkinson, entre otros.

El congresista Alberto De Belaúnde precursor de la ley de la legalización del cannabis medicinal expuso sobre la importancia de esta legalización. Se concluye  que el uso del aceite de cannabis dará una mayor calidad de vida a los pacientes. Así también, hay que resaltar que los pacientes que quieran acceder al cannabis medicinal tendrán que conseguir un médico colegiado. Además inscribirse en un registro que estará en manos del Estado para su vigilancia y en donde se colocará el nombre del paciente, enfermedad que padece, cantidad de medicina que requiere y quién será el médico tratante.

En efecto, con estas medidas se evitará que los pacientes que requieran el uso del aceite de cannabis medicinal acudan al mercado negro. Asimismo, De Belaunde señaló que el proyecto permitirá la producción nacional, de esta forma los precios serán más bajos. Del mismo modo dijo que servirá para que las universidades y científicos realicen investigaciones. Resaltó que los médicos se capacitarán para darles una mejor calidad de vida a los pacientes que sufren estas enfermedades graves.

Hace un año, en Argentina 136 familias reclamaron al Estado que les permita usar aceite de cannabis para medicar a sus hijos. La mayoría de los niños padece distintos tipos de epilepsia refractaria y la sustancia le quita los ataques, mejorando notablemente la CALIDAD DE VIDA de todo el grupo familiar. El legislativo argentino rebalsa de proyectos que también buscan descriminalizar al usuario recreativo y autorizar el auto cultivo. Sin embargo, los legisladores continúan con sus dilaciones, mientras buena parte de la sociedad se pregunta que ya NO hay   tiempo para perder. ¿Qué pasara en el Perú? Solo el tiempo lo dirá.

Lucidez.pe no necesariamente comparte las opiniones presentadas por sus columnistas, sin embargo respeta y defiende su derecho a presentarlas.