Sistemas de detección y alerta temprana de inundaciones en el Perú

209

Solo en el mes de Noviembre del presente año las lluvias han dejado más de 100 familias damnificadas en Tingo María, 90 damnificados en Oxapampa, además de miles de hectáreas de cultivos inundadas. Todos los años escuchamos, leemos o vemos noticias sobre inundaciones y las pérdidas humanas, así como materiales, que ocasionan en todo el Perú. Las inundaciones y su frecuencia no deberían sorprender a nadie: los eventos de precipitación que conducen a las inundaciones son condiciones climatológicas normales dadas la ubicación y condiciones geográficas de nuestro país.

Sin embargo, lo que llama la atención es la desidia de las autoridades para enfrentar este problema que afecta a miles de familias peruanas todos los años. No existe en el Perú un sistema de alerta temprana de inundaciones ni un mapeo de potenciales áreas inundadas. De manera simple, un sistema de alerta temprana de inundaciones consiste en pronosticar los niveles de agua en los ríos y en determinar cuándo y bajo qué condiciones el río se desbordaría. Es importante entender que el sistema de alerta temprana de inundaciones simula estos niveles de agua gracias a información proporcionada por modelos hidrológicos, climatológicos y/o de suelos acoplados (LSM, por sus siglas en inglés). Por otro lado, el mapeo de áreas inundadas determina la superficie inundada bajo cierto nivel de agua en el río. Si bien es cierto que poner en marcha un sistema de detección y alerta temprana de inundaciones a nivel nacional no se da de la noche a la mañana, debido a las dificultades técnicas que conlleva un sistema de esta magnitud, esto no puede ser excusa para no comenzar a recolectar la información necesaria e iniciar a desarrollar este necesario sistema.

En los Estados Unidos, país que podría ser tomado como ejemplo en este tema, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) ha diseñado mapas de riesgo de inundaciones, los cuales son actualizados constantemente sobre la base de nuevas tecnologías, información y técnicas de simulación hidráulicas. Asimismo, un área importante de investigación en las universidades y agencias nacionales está enfocada en optimizar simulaciones hidrológicas e hidráulicas, así como sistemas de alerta temprana de inundaciones. Estos sistemas de inundación se encuentran enlazadas a modelos climatológicos o modelos de suelo acoplados, que actualmente estiman eventos de precipitación y escorrentía superficial, y proporcionan datos de entrada para las simulaciones de inundación. De esta manera, actualmente en los Estados Unidos se envían alertas cuando se tiene el riesgo de inundación, basados en eventos de precipitación, y se tiene información sobre zonas “libres” de inundaciones. Ahora, es importante destacar que los pasos seguidos por los Estados Unidos son replicables, y varias de las técnicas de simulación e información recolectada son de carácter público y pueden ser aprovechadas por nuestro país.

En el Perú, basándose en los programas, modelos hidrodinámicos e información existente, se puede comenzar a articular un programa de mapeo y alerta de inundaciones a nivel nacional. En primer lugar, se debe recolectar información que permita llevar a cabo estimaciones y simulaciones robustas con altos niveles de confiabilidad. Esto no significaría un costo excesivo dado que mucha de la información puede ser recolectada a través de satélites y ampliando la red de medición de caudal en los ríos. Naturalmente, esto beneficiaría futuras investigaciones en el área de los recursos hídricos.

En segundo lugar, se deben desarrollar mapas de riesgo a inundaciones en base a los eventos de precipitación y la geografía del lugar. Estos mapas de riesgo a inundaciones permitirán determinar zonas seguras para la construcción de infraestructura y que no sea afectada por el desborde de los ríos. Toda esta información deberá ser pública y actualizada de manera conveniente en base a nueva información u optimización de las simulaciones.

Finalmente, y teniendo como base la información antes mencionada, se podrá desarrollar un sistema de alerta temprana de inundaciones, el cual deberá estar vinculado a un modelo de estimaciones de precipitación (modelo climatológico o de suelo acoplados). Con esto se podrá informar a la población con anticipación sobre potenciales inundaciones y permitirá una mejor toma de decisiones antes estos eventos.