¿Cisma en el Fujimorismo?, por Christian Muñoz

309

“La decisión es mía, solo en el supuesto negado que Keiko no gane la presidencia yo postularé el 2021”. Esto dijo Kenji Fujimori el año pasado a través de su cuenta de Twitter, en el lapso transcurrido entre la primera y segunda vuelta de los comicios electorales de aquel entonces. Acto seguido, su hermana Keiko comentaría por la misma red social: “Aquí no hay espacio para posiciones personalistas y así lo deberán entender quienes pretendan mantenerse en el partido”. La tensión era entonces innegable, y aunque al parecer los hermanos lograron en aquella oportunidad apaciguar la situación, el daño ya estaba hecho: esta rencilla constituiría uno de los muchos errores que le costarían la victoria a Fuerza Popular en el encuentro final.

Hoy, a casi un año del anecdótico episodio, podemos observar que este fue tan solo el inicio de un auténtico enfrentamiento interno entre los hermanos Fujimori por el control del capital político fujimorista. Nos referimos al capital político del fujimorismo y no al partido de Fuerza Popular pues es claro que este último está casi completamente controlado por la mayor de los hermanos Fujimori.

Justamente la actividad reciente de la bancada de Fuerza Popular confirmaría lo señalado en el párrafo precedente. Así por ejemplo en cuanto al caso Sodalicio, del que se esperaba sea investigado por una comisión del congreso. Mientras que los diez congresistas de Fuerza Popular que conformaban el Consejo Directivo encargado de decidir si sería investigado por el parlamento votaron en contra de la iniciativa, Kenji Fujimori -nuevamente a través de su cuenta de Twitter- calificaba como “nauseabundo” el blindar a un presunto violador. Más aún, cuestionó a la bancada misma de Fuerza Popular por no haber debatido la decisión.

Más recientemente, el menor de los Fujimori volvió a expresarse en contra del accionar de su bancada, esta vez a propósito de un proyecto de ley que esta proponía y que a todas luces limitaría ilegítimamente a la Libertad de Expresión y Prensa. En esta ocasión, Kenji reproduciría en su cuenta de Twitter la siguiente cita de Alejandro Miró Quesada Garland -justamente ex director del diario El Comercio-: “La libertad de prensa es el frondoso árbol bajo el que se cobijan todas las demás libertades”.

Como vemos, en ambos casos se trata de un enfrentamiento entre Kenji y el resto de la bancada, que como sabemos desde la censura del ex ministro Saavedra, sigue casi mecánicamente los dictámenes de su hermana Keiko. No deberían sorprendernos por ello los testimonios del congresista aprista Mauricio Mulder, quien afirmó que Kenji Fujimori no participa de las reuniones de la bancada de Fuerza Popular, y que incluso busca hostigarla desde fuera.

Es razonable inferir entonces que Kenji, antes que buscar el liderazgo dentro de Fuerza Popular, se encontraría buscando obtener un capital político propio a costa del Fujimorismo. Sus recientes apariciones individuales durante los desastres naturales se dirigirían justamente en esa línea. Asimismo, sus también recientes intentos por consolidar alianzas políticas tendrían tal fin -recuérdese, por ejemplo, su célebre foto con la primera dama Nancy Lange en las afueras de palacio, sosteniendo un cartel con la frase “Una sola Fuerza”-.

Con todo, esta escisión en el Fujimorismo podría resultar beneficiosa para el gobierno de Kuczynski y para el propio Fujimorismo. En cuanto al primero, porque le permitiría aprovechar el respaldo popular de Kenji para ganar algo de legitimación. En cuanto al segundo, porque permitiría marcar una distancia con el Fujimorismo de Fuerza Popular, que ha venido deslegitimándose por su modo de accionar poco consensualista(1).

Quizá sea muy pronto aún como para pronosticar un auténtico cisma en el Fujimorismo que representa a casi el 40% del país -puesto que Kenji Fujimori bien podría fracasar en su intento de hacerse un capital político propio-, pero si las cosas continúan así de cara al 2021, quizá terminemos teniendo un Fujimorismo y dos partidos fujimoristas.

PD1: ¡Felices 100 años, querida PUCP!
PD2: Larga vida al pensamiento de Friedrich Hayek, a 25 años de su fallecimiento.

(1) Sobre esto escribimos ya con anterioridad: http://www.lucidez.pe/tribuna-universitaria/victoria-pirrica-por-christian-munoz/

Lucidez no necesariamente comparte las opiniones presentadas por sus columnistas, sin embargo respeta y defiende su derecho a presentarlas.