#NiUnSolMenos: Marcha injustificada, por Carlos Arias

290

Probablemente muchos digan que esta columna es imparcial, en tanto, mi padre ha sido el ponente de la casación laboral Nº 489-2015, la que tanta discusión ha generado en estos últimos días. Sin embargo, expondré, de manera muy objetiva, las razones por las cuales dicha sentencia está bien fundamentada.

Mucho se especula de que a raíz de este pronunciamiento de la Segunda Sala de Derecho Constitucional y Social Transitoria, los empleadores podrán reducir el sueldo arbitrariamente a sus trabajadores. Esto es, si yo empleador, el día de mañana, se me ocurre bajarles la remuneración a mis trabajadores, lo hago. Idea totalmente errónea pero que se ha ido difundiendo por medio de las redes sociales. Y de ese modo, generando mucha discusión e inclusive al punto de llegar a convocar a la marcha “Ni un sol menos” (la cual se llevó a cabo el día viernes 23, del presente mes, en la Plaza San Martín).

Sin embargo ¿Qué es lo que realmente señala dicha sentencia? Refiere que existen dos razones por las cuales el empleador puede reducir el sueldo del trabajador: Causa objetiva o causa legal. Con lo que respecta a la primera, señala que entiéndase causa objetiva como situación económica de la empresa. Esto es si es que la empresa está pasando por “momentos bajos”, ésta puede reducir el sueldo de sus trabajadores. Ahora no solo basta con decir que la empresa está pasando por una crisis económica, sino que dicha sociedad debe informar al Ministerio Justicia sobre la situación y esta mandará a un funcionario para que realmente verifique tal crisis. Solo así se podrá reducir el sueldo de los trabajadores. Además existen dos parámetros en torno a esta reducción: 1) Deberá ser de acuerdo al cargo que desempeñan los trabajadores y 2) No puede ser inferior al sueldo mínimo vital.

Por otro lado, con lo que respecta a la causa legal, entiéndase reducción de sueldo como retención del mismo. Esto es, el sueldo del trabajador puede ser retenido por parte de su empleador, siempre y cuando medie alguna orden judicial para ello. El porcentaje máximo de retención es del 60% del sueldo, y esto únicamente cuando se trata de garantizar obligaciones alimentarias, tal como señala el inciso 6 del artículo   648 del Código Procesal Civil:

“Artículo 648.- Bienes inembargables.-

Son inembargables:

  1. Las remuneraciones y pensiones, cuando no excedan de cinco Unidades de Referencia Procesal. El exceso es embargable hasta una tercera parte. Cuando se trata de garantizar obligaciones alimentarias, el embargo procederá hasta el sesenta por ciento del total de los ingresos, con la sola deducción de los descuentos establecidos por ley”

Cabe señalar que el presidente de dicha sala, el Dr. Arévalo, ha señalado que dicha sentencia no tiene carácter vinculante para otros casos laborales en el Poder Judicial.

Finalmente, son por todas estas razones por las que considero que la marcha realizada el día de ayer carece de sustento, en tanto la causa de la misma es totalmente errónea, debido a la falta de información de los organizadores. Supuestamente se trató de exigir que no se permita la reducción de sueldos a los trabajadores de manera arbitraria. Idea que como señale carece de total fundamento. Creo que para próximas veces se debe estar más informados acerca del tema, antes de convocar a marchas innecesarias.

Lucidez no necesariamente comparte las opiniones presentadas por sus columnistas, sin embargo respeta y defiende su derecho a presentarlas.