¿Otra vez PetroPerú? Cruda realidad, por Saúl Hidalgo

107

Nuestra biodiversa Amazonía es una extensa región verde, pulmón del planeta tierra y orgullo para los peruanos. Posee una gran variedad de fauna y flora y destaca por ser una de los ecoregiones con mayor biodiversidad en el mundo. En ella ocurrió este semana un grave derrame de petróleo responsabilidad de Petro-Perú.

Dicha tragedia ocasionada en nuestra selva, ha invadido, violado y vulnerado nuestros ríos y ha atacado directamente la salud de los pobladores en Amazonas y Loreto. Igualmente, la flora y fauna local ha sido gravemente dañada. Cuando apreciamos este tipo de tragedias en nuestro país, se repiten un grupo de factores: ausencia de prevención, desconocimiento de la causa de la tragedia, lentitud e ineficacia en la ejecución de soluciones y la falta de toma de responsabilidades.

Démonos una idea de la proporción que ha ocasionado este terrible accidente. Imaginémonos una piscina olímpica de esas dónde en las últimas olimpiadas compitieron nadadores como Phelps o Le Clos. Pues la extensión de la tragedia es de más de 3 piscinas olímpicas, exactamente 3473 m2 y otra de 952 m2, según fuentes oficiales de la OEFA.
¿Qué medidas ha tomado las autoridades responsables de dicha entidad? Lo mismo de siempre, sólo cambiar al presidente de PETROPERÚ, pues creen que con ello solucionarán el grave acontecimiento originado por la negligencia directamente del Estado. ¿Por qué no privatizan PETROPERÚ?

Debe ser algo heroico dar el sí a la presidencia de PETROPERÚ, pues el presidente de dicha entidad gubernamental, estará siempre atado de manos y piernas. Nunca tomará decisiones económicas acertadas y en el momento preciso -compra de herramientas tecnológicas, mantenimiento, precaución- en beneficio de la empresa estatal, ya que se pondría la soga al cuello si lo hace sin consulta previa. De hacerlo lo investigarán y le preguntarán porqué compró dos rollos de papel higiénico más, ya fuera la contraloría, o una comisión especial del legislativo.

Poco floro, esperemos que Augusto Baertl Montori, nuevo presidente de PETROPERÚ, con su amplia experiencia pueda ponerse bien los pantalones. Que pueda tomar decisiones que marquen la diferencia en beneficio de PETROPERÚ, pero especialmente de la gente que habita, trabaja y da de comer a sus hijos con lo que la madre naturaleza nos brinda. Muchos éxitos Ingeniero.