Pésima elección: Walter Gutiérrez, por Carlos Arias

333

El pasado martes, después de casi tener por 5 años un defensor interino, el Congreso de la República eligió, con 94 votos a favor, 27 en contra y 6 abstenciones, al ex decano del Colegio de Abogados de Lima, Walter Gutiérrez. Sin embargo ¿Dicha elección se desarrolló con normalidad o fue un mero arreglo por parte de la bancada fujimorista, aprista y acciopopulista?

En primer lugar, es necesario señalar el contexto en el que se eligió al electo defensor. Una de las propuestas que mencionó la actual presidenta del Congreso, Luz Salgado, fue la inmediata elección de un nuevo defensor, en tanto, en el gobierno pasado no se pudo llegar a concretar toda vez que, Eduardo Vega ejercía el mencionado cargo de manera interina, desde el mes de abril del año 2011. Es por ello que era de suma importancia, que en el presente gobierno se elija a un titular. Fue así como, diversas bancadas presentaron a sus candidatos: Por un lado el Frente Amplio propuso a Samuel Abad quien es abogado especializado en materia constitucional, por otro lado Alianza para el Progreso propuso al ex presidente de la Corte Suprema de justicia del Perú el juez Eduardo Mendoza y finalmente Fuerza Popular quienes propusieron al dueño de gaceta jurídica Walter Gutiérrez.

Sin embargo, fue curioso cómo es que se llevaron a cabo estas elecciones. Se vino postergando el día de la votación, porque supuestamente no había un acuerdo dentro de la bancada fujimorista, en tanto no decidían por quién iban a votar como grupo. Fue así como el Instituto de Defensa Legal (IDL), por medio de su abogada, manifestó que se debía aplazar el día de las elecciones: Del jueves 1 de setiembre al martes 6 del mismo mes. Dicha postergación debido a que merecía un debate y exposición de sus planes de trabajo de los candidatos a la Defensoría del Pueblo, y no una votación sin conocimiento alguno de ello. Por esta razón el Congreso decidió que el lunes 5 del mes señalado, los candidatos expongan sus planes de trabajo en una audiencia pública. Siendo ello así, los únicos que se presentaron a dicha invitación fueron los candidatos propuestos por el Frente Amplio y Alianza para el Progreso: Samuel Abad y Eduardo Mendoza respectivamente. Qué extraño que justo el que no va a exponer su plan de trabajo (Walter Gutiérrez) sale elegido Defensor del Pueblo. Para tal caso ¿Para qué invitan a exponer sus propuestas si ya se sabía que Gutiérrez iba ser elegido? Una gran falta de respeto hacia los dos candidatos que anhelaban dicho cargo.

No obstante ¿Walter Gutiérrez está en la capacidad moral de ejercer dicho cargo? Según el informe de Justicia Viva, en el año 2008 cuando ostentaba el cargo de decano del Colegio de Abogados de Lima, condecoró al aprista Luis Gonzales Posada, siendo este el que lo designe como candidato a la Defensoría del Pueblo. Pero eso no es lo peor. Walter Gutiérrez, el año 2009, fue designado como uno de los representantes del Poder Ejecutivo en la comisión especial para investigar y analizar los sucesos de Bagua, cargo del cual asistió a una sola reunión y posteriormente renunció. Este suceso lleva a cuestionarse si realmente Walter Gutiérrez tiene el perfil de un Defensor del Pueblo. Conforme al artículo 162º de la Constitución Política del Perú, señala que:

“Corresponde a la Defensoría del Pueblo defender los derechos constitucionales y fundamentales de la persona y de la comunidad; y supervisar el cumplimiento de los deberes de la administración estatal y la prestación de los servicios públicos a la ciudadanía”

Por tanto al tener un cargo en dicha comisión, en la que claramente se investigaba y analizaba sucesos relacionados a violaciones de derechos humanos de los pobladores de Bagua, renunció al mismo y se mostró indiferente a ello ¿Es posible que así ostente ahora el cargo de Defensor del Pueblo? ¿Qué es lo que realmente defiende?

Asimismo, Walter Gutiérrez tiene una denuncia de estafa presentada por el señor Víctor Canani Larco, quien señaló que, el actual Defensor del Pueblo, compró un inmueble, el cual era prenda de una deuda. Y este se niega a pagar la suma de 850,000 dólares que, en escritura pública, se comprometió a pagar.

En suma, son por estas razones que considero que el ex decano del Colegio de Abogados de Lima, actual Defensor del Pueblo Walter Gutiérrez, no se encuentra en la capacidad moral de asumir dicho cargo. Esperemos que cumpla el verdadero rol de un Defensor del Pueblo, defendiendo los derechos fundamentales de todos los peruanos y supervisando la eficiencia del Estado.