[EDITORIAL] NO a la «Marcha contra la TV basura»

1.489

Los jóvenes que Tribuna Universitaria representa como espacio para la difusión de sus ideas estamos en total desacuerdo con la Marcha de este 27 de febrero.

Se preguntarán el porqué y tiene sentido.

Si todos los «pulpines» envalentonados por su reciente «triunfo» han demostrado su apoyo a la protesta: ¿Por qué nosotros tan contreras? ¿Acaso nos gusta Combate, Amor Amor Amor y La Malquerida? La respuesta es casi Kuchinzkinezca: NO, NO, NO y NO. ¿Entonces cuál es el objeto de nuestra negativa?
Queremos recalcar nuestra posición en contra del intervensionismo estatal en los medios de comunicación, cosa que claramente están buscando los organizadores de esta marcha. Dejémonos de mesianismos, señores. Papi Gobierno no les va a solucionar la vida, no va a quitar La Rosa de Guadalupe de su horario de la tarde ni le va a decir a Millet que se ponga una chompa.
Sobre todas las cosas debe primar siempre la libertad. Libertad para producir el programa que te de la gana y libertad para apagar tu televisor si no te gusta y sentarte en la mesa a conversar con tu familia mientras almuerzan.
Por supuesto que desearíamos una televisión nacional de mejor nivel, pero el camino es otro. Si bien es cierto que creemos que la libertad es fundamental en los medio de comunicación, existen regulaciones para encauzar esa libertad en armonía con las buenas costumbres y la cultura. Para ello existe la Sociedad Nacional de Radio y Televisión (SNRT) quien observa el buen cumplimiento de su Código de Ética. ¿Por qué si existen sanciones económicas para la violación del Código seguimos teniendo “televisión basura”? Es muy sencillo, no son lo suficientemente estrictas y las grandes cantidades de dinero que manejan las televisoras hacen que los castigos sean anecdóticos.

Hacemos un llamado a ustedes, estimado lectores preocupados por la cultura a exigirle no a los políticos, sino a la SNRT mano dura con la normativa existente[1]. De lo contrario, lo único que van a lograr los protestantes es que los congresistas (que ya están en campaña) aprovechen la ocasión para sumar simpatizantes a sus vergonzosas listas electorales sacando del baúl proyectos ley que ya creíamos superados como el tan criticado de Gana Perú que buscaba poner a nuestros medios de comunicación bajo el yugo del oficialismo tal y como sucede en la Argentina kirchneriana[2].

Si queremos una televisión de mejor nivel es fundamental comenzar el cambio en nuestras propias casas. Recomienden ver cosas mejores, no obliguen. Aconsejen, no critiquen. Cada quien es libre de ver lo que desea. Al fin y al cabo, en la actualidad las estadísticas arrojan que un 70% de la población ya tiene cable (de manera formal o informal) así que es una gran mentira afirmar que nuestro penoso desarrollo cultural se deba a la situación de los medios. Las múltiples plataformas de información nos ponen en bandeja una serie de contendios valiosísimos, si no los tomamos es nuestra responsabilidad.

Si te indigna ver a Peluchín despotricando contra la farándula, apaga tu tele, abre un libro y sé feliz.

[poll id=»8″]


[1] http://snrtv.org.pe/codigo.php

[2] http://afsca.gob.ar/ley-de-servicios-de-comunicacion-audiovisual-26-522/