El error de la esvástica

154

La semana pasada durante el partido de futbol entre Croacia e Italia se pudo apreciar en el césped del estadio Polijud de Split, la imagen de la esvástica, la cual aseguran medios italianos fue marcada con productos químicos, lo cual confirmaría la intención de los trabajadores de exponer esta cruz ante la afición mundial.

Después de lo sucedido en el gramado del estadio, el presidente de la Federación de Futbol Croata (HNS), Davor Suker se disculpó ante la opinión pública, acto seguido la presidenta de dicho país, Kolinda Grabar-Kitarovic, ha condenado la situación, disponiendo investigar y castigar a los responsables. Sin embargo, la esvástica por el hecho de ser esvástica no es el problema, la cuestión radica en el significado y connotación que se le ha dado en esta última parte de la historia por su estrecho vínculo con la Alemania Nazi.

Muchas veces producto del funesto y terrible concepto conferido por el Führer, nos alejamos del sentido de la misma y su origen.  La esvástica no es reciente, no es del siglo XX, la figura más antigua de la cruz data de más de 10 000 años atrás con una etimología de uno de los vocablos más clásicos y oficiales de la India como lo es el sánscrito, la cual la considerada desde siempre símbolo de vida, alegría y buena suerte. Actualmente es considerado uno de los símbolos sagrados de religiones como el budismo e hinduismo, representado en el techo de Badami de la India o algunos diseños sobre el pecho de estatuas de Buda, no obstante el cristianismo lo usó en su momento para evitar la persecución, además el judaísmo paradójicamente tiene signos esvásticos en algunas sinagogas, claro está que mucho antes que Adolfo Hitler lo usará para identificar la identidad aria y el nacionalismo alemán.

Es recién a comienzo de 1920 cuando el Partido Nacionalsocialista Alemán de los Trabajadores (NSDAP) de Hitler y el Tercer Reich se acuñan la esvástica como símbolo nazi. Fue el mismo Führer quien escribió en su diario y posterior libro autobiográfico, Mein Kampf (Mi lucha) la idea de cómo llegó a ese símbolo “Yo mismo, entre tanto, después de innumerables intentos, establecí la forma final; una bandera con fondo rojo, un disco blanco y una esvástica negra en el centro. Después de prolongadas pruebas, también hallé la proporción definitiva entre el tamaño de la bandera y el tamaño del disco blanco, así como la forma y el grosor de la esvástica”. Una bandera con colores blancos por el nacionalismo, rojo por el socialismo y la esvástica por la lucha de la victoria del hombre ario.

La esvástica con el giro o no de 45° grados siempre será polémica, mas aun en occidente donde en diversos Estados como en Alemania, esta prohibida la posesión de banderas con esta figura y símbolos similares. Su connotación fue fuerte, muy fuerte y de un poder que se expandía alrededor del mundo para los arios, pero para los judíos, gitanos, homosexuales significo desprecio, matanza y violencia, generando la muerte de más de 10 millones de ellos.

La historia no deberá volver a repetirse, con o sin esvástica. Las autoridades croatas están en lo correcto. Lamentablemente en la segunda década del siglo pasada, el origen por el cual se formó dicha figura, fue abarcado y aplastado por lo negativo y dañino del régimen nazi.