Una mirada distinta a la vida

422

“Cuando llegas al hospital te sientes extraño, como un pájaro al que el cáncer, una moto, o un maldito trampolín le ha cortado las alas. Cambias la hora del patio, por la prueba médica de turno, las zapatillas que habías pedido a los reyes por una silla de ruedas; y la coca-cola por un medicamento de un color sospechoso. Pero un buen día, ese universo de pijamas y batas blancas, se convierte en tu mundo. Aquí tienes tu habitación, a tus amigos, a la chica que te gusta… incluso a un adulto que quieres como a tu padre. Te has pasado horas y horas deseando salir de aquí y, cuando por fin sales, te das cuenta de que todo sigue igual menos tú. Eso no quiere decir que ahora seamos mejores o peores, simplemente somos niños que tenemos que aprender a vivir con nuestra enfermedad y con las enfermedades de los que nos rodean”.

No pude contener un par de lágrimas que empezaron a caer de mis ojos mientras veía los adelantos de una de las producciones más conmovedoras que hasta ahora se han realizado y me puse a pensar: ¿Qué pasaría si, de pronto, tu vida da un giro de 180 grados? Nada vuelve a ser igual que antes, han cambiado tantas cosas, sientes que tu mundo entero se desmorona. ¿Qué pasaría si, un día, sientes que lo has perdido todo y la esperanza parece ser lo primero que se va? ¿Qué ocurriría si te ves sumergido en tantos problemas que crees nunca poder encontrar la salida? ¿Creerías en ti? ¿Estarías dispuesto a esbozar una sonrisa y seguir? Les presento a los “Pulseras Rojas”, seis muchachos que tras haber sido víctimas de las adversidades y la desdicha, llegan a un hospital, sin saber que sus vidas están a punto de combinarse para generar la más tierna historia de amor, amistad y alegría.

Cristina, Nacho, Toni, Jairo, Rei y Alejo, pensaban que después de haber sido diagnosticados con distintas enfermedades, ya no quedaba nada por lo que luchar; sin embargo, al encontrarse, descubren que había muchísimo por delante y que solo podrán vencer si deciden no caer en los obstáculos que se les presenten en el camino.

Después de haber conocido un poco más sobre este grupo de jóvenes, sería imposible no haber quedado profundamente marcada por tan maravillosos sucesos de valentía y fuerza, combinados con la energía que caracteriza a cada uno de los personajes. ¿Cuántas veces nos hemos ahogado en un vaso de agua con cualquier insignificancia? Creemos que nuestra vida se ha terminado por el simple hecho de que subimos unos cuantos kilos, o terminamos una relación que jurábamos eterna; cuando, del otro lado, existe tanto sufrimiento, desgracia real. He presenciado de muy cerca casos como estos, he tenido la oportunidad de ser testigo de las más desgarradoras experiencias y puedo dar fe de que, en medio de tanta tristeza, se respira un aire de optimismo y fortaleza tremendamente admirable.

Esta nueva serie que ha conmocionado a grandes y chicos por el emotivo trasfondo que tiene, resulta ser mucho más que simplemente la adaptación televisiva de una novela que llegó al mundo; es una recopilación de los momentos de mayor trascendencia en las vidas de esta familia unida por los inquebrantables lazos de la hermandad y la lealtad. El mensaje que busca dejarnos es que nunca dejemos de ser felices y tratemos siempre de hallar el lado positivo de cada situación, aun cuando todo sea gris. No vale la pena deprimirnos y dejar de esperar que cosas buenas pasen, pues hoy estamos aquí y tal vez mañana ya no.

No te pierdas mañana 27 de abril “Pulseras Rojas”, una nueva y diferente propuesta televisiva, que promete hacer cambiar la manera en que ves la vida. Tú también ponte tu pulsera y anímate a ser parte de una historia llena de sentimientos e ilusiones, donde aprenderás lo que significa ser fuerte. “Los sueños pueden hacerse realidad, solo tienes que luchar día a día para conseguirlos…”