APRA y narcotráfico: La mentira fabricada

236

En los últimos tiempos se ha vinculado al Partido Aprista Peruano con el narcotráfico. Se ha dicho que el partido tiene un acercamiento con las mafias traficantes, que estas están inyectando dinero en el partido y en las campañas, etc. ¿Cuánto hay de verdad y cuanto de mentira? ¿Es algo real o una falsead que el antiaprismo quiere fabricar?

Vale decir que el antiaprismo siempre se ha caracterizado por su poca tolerancia democrática. Son, en su mayoría de casos, personas que no tienen gran preparación política y que se “cuelgan” del APRA para ingresar en la palestra política. Ejemplo de eso es el mismo presidente Ollanta Humala; y ahora, su burro de batalla Daniel Urresti. El Partido Aprista Peruano siempre ha sido llamativo para la prensa, es un tema que vende y que vende bien. De esto se aprovecha, de una manera audaz vale decir, el antiaprismo. El partido tiene más de 380 mil miembros inscritos por lo que es imposible que se pueda controlar lo que hace cada individuo en su vida privada, por lo que es probable que existan infiltrados que comenten actos ilícitos. Es el precio a pagar por ser una organización grande. Es necesario que el pueblo aprenda a separar las instituciones de las personas, estas últimas son factores pasajeros. Pero una cosa es que haya infiltrados, como los hay en todos los estratos del país, y otra cosa es que el APRA promueva el narcotráfico o lo defienda. Esto explotó con el caso del Sr. Oropeza, quien ya ha sido separado del partido. De la misma forma, se ha anunciado que se expulsará todo aquel que esté vinculado con dicho caso. Es decir, el partido, la institución, se siente incómodo con estos hechos y los sanciona, pero de eso no habla el antiaprismo.

El antiaprismo, compuesto por el nacionalismo y los grupos de la izquierda caviar, de los revolucionarios de café, dice que el último gobierno de Alan García fue cercano al narcotráfico, y se esconden detrás del argumento de los “narco-indultos”. Pero no hablan de todos los esfuerzos que se hizo en aquel gobierno por erradicar dicha actividad ilícita. Durante aquella época se creó la Fiscalía del Crimen Organizado FCOR, se erradicaron 61 mil hectáreas de hoja de coca ilegal, se destruyeron 10,518 pozas de maceración, así como 5,574 laboratorios de Clorhidrato de cocaína, se incautaron 2938 TM de insumos químicos, se incineraron 135 TM de drogas, se incautaron 2000 bienes de narcotraficantes y lavadores de activos, se capturaron 4 clanes familiares del VRAEM[1]. Durante el gobierno de Alan García se incautó, en el puerto del Callao 24900[2] kilos de droga. Durante el gobierno de Ollanta Humala, hasta el momento, solamente 5532 kilos. Es decir que en el gobierno aprista hubo una concreta y fuerte lucha contras las drogas. Habría que preguntarnos si es que se sigue luchado con esa misma fuerza; las cifras dicen que no. Es decir, el APRA fue mucho más eficiente que el nacionalismo no solo en la economía, en la inclusión y en obras, sino también en la lucha en contra del narcotráfico. La mejor del defensa que tiene el APRA son sus 152 mil obras. Por lo tanto, vincular a este partido con el narcotráfico no es más que otra mentira del antiaprismo y de esos grupos que, a través de las falacias, buscan un espacio en la palestra política.


Foto: Andina


[1] Cifras brindadas por Miguel Hidalgo, ex ministro del Interior:

http://www.puntodeencuentro.pe/columnistas/miguel-hidalgo/alan-garc%C3%ADa-y-el-apra-lucharon-contra-el-tr%C3%A1fico-il%C3%ADcito-de-drogas-en-el-gobierno-2006-2011.html

[2] Cifras divulgadas por El Comercio: A12 País Lima: domingo 24 de mayo del 2015