2015: ¿Nuevo Paradigma para los Estados Fallidos y el terrorismo?

816

Hace dos semanas se vivió en Paris uno de las sangrientos ataques terroristas que haya registrado Europa en más de una década. Cinco embates en tres días dejaron un saldo de diecisiete muertos. Al-qaeda se adjudicó la autoría de dichas acciones fanáticas. El móvil de esta serie de asaltos fue el deseo de buscar “revancha” por algunas caricaturas que satirizaban al Profeta Mahoma y que habían sido publicadas por el semanal francés de izquierda Charlie Hebdo.

La siguiente semana en Bélgica se realizaron doce operaciones de pesquisas a posibles terroristas. Estas operaciones saltaron a la luz pública en la medida que hubo dos sospechosos que fueron abatidos por la Policía, en la localidad de Verviers al sur del país, mientras que un tercero fue herido. Se comentó que estos hechos no tenían conexión con lo ocurrido en París una semana antes y que el planeamiento se había llevado acabo inclusive semanas antes.

La prensa internacional, especialmente la de izquierda, sintió con indignación lo ocurrido en Francia. Líderes mundiales como el Premier Cameron, la Canciller Merkel, los Presidentes Obama y Hollande, criticaron estos hechos repudiables y se solidarizaron con las víctimas.

Por primera vez, en la superficie aunque sea, izquierda y derecha a nivel internacional han salidos juntas a criticar aquellos actos criminales. Hasta hace poco aquella sanción moral no era compartida por aquellos que criticaban la “Guerra contra el terrorismo”. Tuvo que pasar algunos años y que gente de izquierda fuera afectada para que la percepción se modificase, pero eso no es todo.

Lo relevante de estos nuevos ataques es que suceden en ciudades, es decir son urbanos, pero ya no buscan atacar a los aliados de la Guerra de Iraq y Afganistán, no se ha buscado blanco estadounidense, sino más bien se ha enfocado en ciudadanos de a pie.

Las lecciones aprendidas de estos ataques, se pueden resumir de la siguiente forma:

  1. Se ha podido ver que en estos actos terroristas, de acuerdo al think tank RMS, se ha utilizado el mínimo de operadores. En cada uno de los ataques se ha usado a dos personas, y en un par a tres. Esto ha dificultado los esfuerzos contraterroristas y la detección de los planes secretos, incrementado la efectividad de los ataques en casi 50% en comparación con ataques similares en Europa hasta el 2013.
  1. Se ha buscado generar un ataque que impactase a la sociedad en símbolos propios que son netamente culturales, ya no políticos, de “Occidente”, (tal como sucede con sendero luminoso en el Perú de hoy en día que busca atacar los cimientos de un Estado que busca ser democrático).Se atacó oficinas de periodistas y al concepto de libertad de expresión, ya no a gente vinculada políticamente a la política antiterrorista.
  1. Los terroristas han atacado “blancos” sin protección alguna, con un porcentaje de éxito mayor a que si se atacasen objetivos similares pero con mejores sistemas de defensa. Fue Charlie Hebdo, no fue Le Figaro, Le Monde o Liberation. En Bélgica los disparos se dieron en Vervier, al sur del país, y no en Bruselas, Zaventem. Cualquier parecido con sendero es pura coincidencia.
  1. Las armas utilizadas: AK-47s, subfusiles de asalto, granadas de mano, y pistolas, indican que la preferencia ha sido por herramientas livianas y poco complejas, a diferencia de ataques que han necesitado elaborados sistemas de armamento, comunicaciones y asalto de alta precisión. En ese sentido, la porosidad de los controles de la Área Schenguen ha permitido que se trafiquen ese tipo de armas con mayor facilidad que otras más sofisticadas.
  1. Una recurrencia en todo caso, se mantiene al momento de perpetrar actos terroristas en ciudades clave, aumentando la cobertura. Durante la década pasada Madrid, Londres y Bali fueron ejemplos de ello. Ahora lo son Boston, Detroit, Paris, Sídney y Bruselas. No es de extrañarse que otras “ciudades alfa” este preparándose ante eventuales ataques.
  1. El hecho que uno de los ataques haya tenido como blanco una tienda kosher (comida judía), similar al ocurrido en mayo del 2014 en la Mesquita de Bruselas en el Parque Cincuentenario, podría revelar tintes antisemitas a estos ataques.

La siguiente entrega describirá las implicancias estratégicas en relación a las doctrinas utilizadas por Estados Unidos y aliados, hasta ahora, para combatir a al-qaeda, el estado “Islámico” y sus afiliados.