22 años del atentado de Oklahoma y la causa terrorista, por Sergio Gonzales Bossio

1.266

Es muy difícil poder determinar si el atentado de Oklahoma representa en esencia un ataque terrorista ya que podemos analizar que en primer lugar el ataque fue perpetrado por ciudadanos de estados unidos pero que en particular la motivación fue más abstracta ya que estos miembros  pertenecían a una secta Dadiviana que dos años antes del atentado, sucedió la llamada masacre de Waco en el estado de Texas, que para comprender lo resumiremos brevemente (el FBI detecto el uso y la venta ilegal de armas por parte de los Davidianos y cuando quisieron detener a los responsables, el líder de la secta ordeno iniciar una gran lucha con un intenso tiroteo que termino en el incendio de la hacienda en el monte Carmelo que era el lugar principal de la secta religioso proveniente de los adventistas del séptimo día.

Teniendo en cuenta los anteriores alcances, podemos proponer que la naturaleza terrorista comparada con la versión sobre terrorismo del departamento de estado de los estados unidos dice que “el terrorismo es premeditado, políticamente motivado en la violencia, perpetrado en contra objetivos no combatientes y son agentes clandestinos que intentan influir en la audiencia”.

No está siendo clara la definición y citamos lo que dice el departamento de estado ya que es mejor analizarlo desde la visión de cómo consideran los americanos un grupo terrorista, ya que si analizamos a fondo el contenido de los sucesos, nos damos cuenta que el ataque perpetrado es un hecho realizado por venganza y ante esto la principal razón no es derrumbar al gobierno de los estados unidos, si no perpetrar un hecho que deje a todos una advertencia.

Por otro lado el solo hecho de generar miedo, utilizar un objetivo en donde estén civiles se computa como un hecho terrorista, su previa organización, la forma y el fondo pueden configurar como un acto terrorista, pero a la secta que pertenecían no era un grupo terrorista.

Puede ser un poco difícil plantear nuestro punto de vista, pero si seguimos lo dicho según la lectura de “cómo definir el terrorismo” de la revista de perspectivas del terrorismo en cuanto a que hay una clara diferencia entre actos terroristas, grupos terroristas y guerrillas, aunque los dos primeros se relacionen mucho se diferencian por su organización y sus actos.

Mientras que el primero puede ser un pequeño grupo que comete ciertos actos, el otro puede ser una gran organización terrorista que infunda el terror de forma sistemática.

Ante lo anterior propuesto tenemos que explicar cómo condenaron a los culpables, McVeigh fue ejecutado mediante inyección letal el 11 de junio de 2001, y. Michael y Lori Fortier testificaron contra McVeigh y Nichols; Michael fue condenado a 12 años de cárcel por no advertir al gobierno de los Estados Unidos, y Lori recibió inmunidad judicial a cambio de su testimonio.

Podemos determinar que en estados unidos no existen grupos terroristas nacionales que amenacen con su seguridad. El caso del atentado de Oklahoma fue un acto terrorista perpetrado por miembros de una secta, aun si consideramos que uno de ellos lucho en la guerra del golfo pérsico no tendría validez de una organización de que es una guerrilla ya que cambiara totalmente su naturaleza de acción. Pero lo que si podemos fundamentar es que se actuó ciegamente, como en la mayoría de los actos terroristas a ellos lo único que les importa es incrementar el miedo y dejar el rasgo de su acción como si fuera un mensaje el cual influirá en la población para tener siempre como referencia el horrendo hecho que sucedió en Oklahoma en 1995.

Lucidez no necesariamente comparte las opiniones presentadas por sus columnistas, sin embargo respeta y defiende su derecho a presentarlas.