«Benditos sean los tacos de tus botines, uruguayo», por Alfredo Luna Victoria

2.780

Era un 15 de diciembre del 2013, Universitario de Deportes jugaba el playoff de vuelta ante Real Garcilaso. El cuadro de Ángel Comizzo, había perdido en Espinar 3-2. El escenario era preciso, una tarde en el mítico Estadio Monumental, se tenía que ganar sí o sí. A los siete minutos de haber dado el pitazo inicial, Diego Guastavino anotó un golazo de tiro libre, venciendo la portería del argentino Diego Carranza. ‘Guasta’ daba inicio a una goleada que terminaría 3-0, dándole a los cremas la chance de disputar un tercer play-off en Huancayo. Partido empatado, que los cremas resolvieron en tanda de penales, coronándose campeones por vigésima sexta vez en el fútbol peruano.  El menudo volante anotó ocho goles en todo el año, su vistoso juego y la manera como sentía la camiseta de Universitario, hizo que se metiera en el corazón de los hinchas. Sin embargo no todo era felicidad, el préstamo de Diego Guastavino había terminado y el Querétaro de México lo quería de vuelta. No quedaba de otra, lo que parecía un amor eterno, tuvo un quiebre inevitable. Pero no fue un adiós, sino un hasta luego.

Y ese hasta luego se dio dos años más tarde. En noviembre del 2015, se confirmó que regresaban al equipo merengue Diego Guastavino y Hernán Rengifo. Pero la alegría del hincha crema fue más cuando se enteró en diciembre que la rúbrica que estampó ‘Guasta’ desde Chile era por dos años.  Se generó una gran expectativa por la vuelta del habilidoso volante. En su llegada al aeropuerto peruano, lo recibieron una gran cantidad de hinchas, como un ídolo.

Pero parece que su historia con Universitario recién ha comenzado. La U se preparaba para jugar en la presentación del Colo Colo chileno, apenas los primeros minutos de juego Raúl Ruidíaz, el goleador de la temporada pasada, sufrió una lesión, lo cual obligó a Roberto Chale a hacer entrar a Diego. ‘Guasta’ volvía a vestirse de crema después de dos largos años, incluso se enfundó la camiseta número 28, la misma que dejó cuando se fue. Parece que el número lo había estado esperando. A pesar de la derrota, ‘Guasta’ volvió a sentir lo que pesaba ese escudo y esos colores.

Ya regresando al Perú, ante la lesión de Ruidíaz, Chale probó a Guastavino como falso nueve en la presentación de Melgar, el actual campeón peruano. El partido terminó empatado 3-3 y parece que ya no le parecía ajeno jugar en esa posición, más cercana al arco rival. Ya para presentación crema, parece que los entrenamientos y las indicaciones de Chale dieron frutos. Y obviamente el talento que lleva en los botines este menudo jugador uruguayo, pero con un corazón gigante. Llegó el momento de la presentación de Universitario ante su gente, fue la noche del 2 de enero ante el Colo Colo. Guastavino anotó dos goles en el empate 3-3, había vuelta a retomar el romance con las redes, pues el que tuvo con Universitario nunca murió.

Este último domingo empezó el Apertura 2016, a la U le tocaba enfrentar a Ayacucho FC como visitante, un inicio para nada fácil. Pero Guastavino ya había vuelto a vivir lo que significaba Universitario. Es de esos jugadores a los que la camiseta crema les calza como anillo al dedo. El partido terminó 2-5 a favor de los cremas, Diego anotó tres goles en la victoria, todo un ‘Guastashow’. Universitario empezó con pie derecho el inicio del campeonato. Sin embargo, esta especial relación entre Guastavino y los cremas ¿Será suficiente para que la escuadra de Roberto Chale alcance la tan ansiada estrella veintisiete?