40 días de licencia de paternidad: Una iniciativa por la equidad de género

703

La empresa multinacional brasileña de cosméticos y productos de higiene y belleza Natura presenta una iniciativa a favor de la equidad de género: Ampliará a 40 días la licencia remunerada por paternidad. Este beneficio también se habilitará en casos de adopción y parejas del mismo género.

“Natura es una empresa de relaciones, creemos en la importancia de los vínculos desde la temprana infancia. Es por eso que decidimos extender la licencia por paternidad hasta 40 días”, explicó Hans Werner, gerente general de Natura Perú.

Mariana Talarico, gerenta de Recursos Humanos para Latinoamérica de la compañía, agregó: “Al mismo tiempo, esta iniciativa está en línea con nuestros esfuerzos para lograr la equidad de género en la gestión de nuestra organización”

Como sucede en las licencias por maternidad, durante el período de licencia del padre, otro colaborador desempeñará sus funciones. “Esta medida estimula además el intercambio de experiencias entre los colaboradores”, añade Talarico.

Natura cuenta con un Programa de Beneficios que apunta a estimular el desarrollo integral de las personas, con la meta de mejorar la calidad de sus relaciones y la búsqueda del equilibrio entre la vida personal y profesional. Uno de sus beneficios es la extensión de la licencia por maternidad: Las madres pueden contar con un mes más de licencia de maternidad pagada, cobertura de la prepaga para los casos de excedencia, reintegro gradual de jornada laboral sin reducción del salario durante el primer año del bebé y reintegro de guardería para sus hijos hasta los cinco años de edad.

Mientras que  el marco legal peruano otorga 98 días calendario para la madre y cuatro días útiles para el padre, investigaciones prueban que especialmente en los 40 días posteriores al parto, es esencial la presencia del padre pues es un período donde la mujer se recupera de la gestación y enfrenta cambios hormonales que alteran su estado físico y psíquico. Asimismo, estos confirman que la participación conjunta de los padres en el cuidado del bebé genera un impacto positivo en el desarrollo cognitivo y el rendimiento escolar del niño.