5 respuestas que te ayudarán a decidir cómo invertir tu gratificación este diciembre

Reconoce si realmente tienes un excedente de dinero, cuál es tu objetivo, cuáles son tus alternativas y si realmente debes invertir o ahorrar (y cuánto necesitas para empezar).

624

Cada diciembre, si hemos administrado bien nuestro dinero a lo largo del año y no tenemos que usar nuestros excedentes en pagar deudas, la llegada de la gratificación nos da cierto alivio para planificar a futuro. El ABC del Seguro de Pacífico quiere ayudarte a que tengas en cuenta las posibilidades que te brinda este dinero extra.

Eduardo Tirado, gerente de Inversiones de Pacífico Seguros, explica que lo primero a determinar es reconocer cuándo tenemos un excedente, y si no necesitaremos usarlo en un tiempo. ¿Cómo se reconoce un excedente? Una vez que te organizas, presupuestas los ingresos y gastos del mes, y si encuentras un patrón de consumo similar, puedes asumir que el dinero no gastado es tu excedente.

¿Qué sigue? Ahora debes tener un objetivo. Decide si quieres: i) mantener el capital (ahorro), ii) generar flujos estables (una renta) o iii) apreciación de capital (rentabilidad).

Entonces, si ya sabes por cuánto tiempo no vas a necesitar ese dinero extra y cuál es el objetivo que quieres alcanzar, puedes elegir la mejor opción para colocar ese excedente.

¿Cuáles son mis alternativas de inversión? Esto depende de tu nivel de complejidad, liquidez y horizonte de inversión.

  • Mayor acceso y menor complejidad: En este ítem están las cuentas de ahorros o los depósitos a plazo fijo en las entidades financieras. También existen productos como los fondos mutuos que son inversiones administradas por una empresa especializada y que tienen dentro de sus inversiones instrumentos de renta variable (acciones) como de renta fija (bonos).
  • Menor nivel de liquidez y horizontes de inversión más largos: Aquí encuentras a los fondos sin fin previsional de las administradoras de fondos de pensiones (AFP), que son aportes voluntarios que las personas pueden hacer con la finalidad de rentabilizar sus excedentes. También están y los seguros de vida con ahorro y rentas particulares donde se puede, en algunos productos, obtener tasas garantizadas, la posibilidad de generar flujos estables (rentas) o rentabilizar el capital en el largo plazo.
  • Para inversionistas experimentados: El camino más sofisticado y donde se requiere un mayor conocimiento del mercado financiero, y un monto importante de capital, (construir una cartera diversificada), sería la inversión directa en bonos o acciones.

¿Y si sólo ahorro? Es una forma de inversión, pero es pasiva así que genera un retorno nulo o muy bajo por el menor nivel de riesgo que se asume. Si consideras invertir tu capital y tienes poco conocimiento de los instrumentos financieros, Tirado recomienda hacerlo a través de una institución especializada ya sea con fondos mutuos, fondos de pensiones y/o las compañías de seguros. Recuerda que es importante conocer el respaldo y equipos que gestionarán sus inversiones.

¿Hay un monto mínimo para invertir? No, pero puede influir en el tipo de productos a los que podrás acceder. Si dispones de un excedente pequeño pero mensual, podrías optar por un seguro de vida con devolución o un producto de vida inversión. Estos son un seguro de vida que ofrece rentabilizar lo pagado y tener devolución del capital (gozando de los beneficios de la cobertura de seguro). Por ejemplo, si contratas una suma asegurada por S/100,000 para un periodo de 10 años, el pago mensual aproximado es de S/59. Si falleces antes de los 10 años, tu familia recibe la suma asegurada; pero si no falleces, al finalizar el periodo tú y tu familia reciben el 100% de lo aportado.

Por otro lado, si dispones de un capital inicial mayor entonces puedes acceder a una renta particular, como Renta Flex o un producto como Vida Garantizado Flex.  El primero de ellos te permite elegir el plazo (7, 10, 15 años) y el porcentaje de devolución de capital al vencimiento de la póliza (entre 100% y 0%) mientras recibes una “pensión” estable por el plazo contratado.

El segundo te permitirá rentabilizar tu capital por el periodo que elijas; por ejemplo, si decidieses invertir S/. 100,000 durante 10 años, al final del periodo podrías recibir más de S/. 150,000. Es importante mencionar que este tipo de productos tienen la opción de obtener un flujo estable si el cliente lo requiere.