6 tips para prevenir enfermedades en este invierno

1.376

Ha empezado el invierno y, por consiguiente, tendremos meses de bajas temperaturas. En esta época del año son recurrentes las enfermedades como la gripe, el resfrío y entre otras de carácter respitatorio que, querramos o no, siempre están presentes en nuestro entorno más cercano (amigos, familia).

¿Cómo cuidarnos y evitar enfermedades? En primer lugar, hay que hacer caso a una serie de tips, como veremos a continuación, con tal de tener una prevención óptima de todo tipo de virus que pueda ingresar a nuestro organismo. Veamos algunos:

Ventilar los ambientes. Muchas veces creemos que manteniendo cerradas todas las puertas y ventanas de nuestras casas, vehículos y ambientes de trabajo, vamos a evitar contagiarnos de una enfermedad. No hay nada más desacertado que esto, pues, la recomendación aplica básicamente para hospitales donde los pacientes tienen una alta vulnerabilidad de contagio. En cambio, lo que se recomienda, por ejemplo, para los que día a día viajan en el transporte público es mantener abiertas algunas ventanas para evitar que los olores y respiraciones de las personas se acumulen en un lugar que muchas veces es abarrotado de pasajeros. En los centros de estudio y trabajo, de igual forma, hay que permitir que el aire circule y no dejar que se acumule.

Abrigarse lo suficiente. Otra leyenda negra para evitar enfermedades es que «mientras más me abrigo, más me cuido». Así, vemos en lo cotidiano una gran cantidad de personas que son capaces de utilizar triples pares de calcetines, doble abrigo y doble camiseta. Todo esto con tal de evitar que el frío ingrese por una de nuestras extremidades. Sin embargo, lo correcto es abrigarse al punto en que uno mismo se de cuenta que no va a empezar a transpirar, porque por más ropajes que nos coloquemos encima, si nos mantenemos mojados por dentro, obviamente habrán partes vulnerables y de rápido contagio.

Evitar el cabello mojado. Toda parte húmeda o mojada de nuestro cuerpo es sendero directo para que el virus ingrese a nuestro organismo.

Pañuelos o bufandas. Todo lo que sirva para cubrir la boca ayudará a que el aire frío y, por ende, el virus de alguna enfermedad ingrese por las vías respiratorias.

Alimentos con vitamina C. Siempre son preventivos pero, ojo, no son medicina. El cuerpo humano necesita vitamina C con anticipación y así, se irá fortaleciendo el sistema inmunológico. No necesariamente la vitamina C tendrá un efecto inmediato. Incluso, se recomienda su consumo desde este momento, en que comienza el invierno, para ir adaptando el cuerpo.

Aseo recurrente. Siempre, siempre y siempre, hay que lavarse las manos con agua y jabón. Si no, también procurar llevar siempre una botella de alcohol gel.