¿A dónde nos lleva la telaraña legal del Tribunal Constitucional?, por Federico Prieto Celi

121

El presidente del Tribunal Constitucional, Ernesto Blume,  anunció al país que los siete miembros de manera unánime han declarado que el Congreso de la República se ha excedido en el ejercicio de sus funciones, en la modificación de su reglamento interno, lo que en definitiva respalda la conducta del presidente Martín Vizcarra, en el acto de interpretar que su primer ministro recibió un acto de censura y haber cerrado en consecuencia el parlamento nacional, dejando para las normas legales del diario oficial El Peruano la publicación del documento completo sobre la materia.

El análisis jurídico de dicho documento ocupará durante un buen tiempo a los abogados constitucionalistas, sin que se llegue a una conclusión unánime de acuerdo a derecho, pero mientras tanto es la política de hecho la que prima, ya que el Congreso ha sido reducido a una Comisión Permanente, mientras que el poder ejecutivo simplemente ha cambiado un gabinete ministerial por otro.

El prestigio del Tribunal Constitucional está en juego, puesto que destacados juristas han adelantado ante los medios de comunión puntos de vista discrepantes, que se inclinan a darle la razón al Congreso y no al gobierno. No olvidemos que seis de los siete magistrados han superado ya la fecha de caducidad de su mandato; y que el único magistrado nombrado por el Congreso para remplazar al más antiguo de los salientes ha sido envido a paseo.

Desde mi punto de vista, el Tribunal Constitucional se ha metido en una telaraña legal, olvidándose de la materia sustancial que en este momento preocupa a todos los peruanos: el gobierno nos está llevando a un régimen autocrático, lejos de la separación de poderes y el ejercicio soberano del Congreso de dictar leyes.

Quienes hemos vivido ya muchos gobiernos podemos dar fe de que cuando un mandatario tiende a sumar distintas facultades en su mano pierde el pueblo, que no parece turbarse por ello.

Lo que pase en el proceso de elecciones parlamentarias inclinará la balanza  de la justicia hacia una vuelta al estado de derecho o quedará confirmado que oscuras maquinaciones políticas nos llevarán a un callejón sin salida democrática, como Venezuela.

Lucidez.pe no necesariamente comparte las opiniones presentadas por sus columnistas, sin embargo respeta y defiende su derecho a presentarlas.