A dos semanas de la segunda vuelta, por Federico Prieto

223

 

El domingo pasado en Piura vimos que el  factor anímico de los dos candidatos reflejaba el efecto del resultado de la encuesta de Ipsos: cinco puntos a favor de Keiko -o lo que es lo mismo, más de 700 000 electores a favor de ella- en relación a Pedro Pablo. Ella aparecía triunfadora, él desalentado.

Según el atento observador de encuestas, Manuel E. Ruiz-Huidobro, es para Ipsos su quinta encuesta (pregunta orales) y su tercer simulacro de votación (cedulas iguales a las del día de votación y ánfora secreta). En este caso, hay que tener en cuenta que solo hay ‘voto oculto’ si existe una importante diferencia entre la encuesta oral (41% para Keiko y 38% para PPK) y el simulacro secreto, ya que el ‘voto oculto’ distorsiona el resultado de la encuesta oral, pero desaparece en el simulacro con voto secreto.

En un país con 90 por ciento de clase media, cada afirmación o negación de los candidatos hubiera tenido importancia. No en el Perú, en el que votan tanto los analfabetos funcionales como los analfabetos a secas. En consecuencia, el mensaje no iba a la cabeza, iba al corazón. Y el pueblo parece inclinado a Keiko por el corazón, mientas las clases altas (A y B) a Pedro Pablo, unos por la cabeza otros por oposición contumaz a Keiko.

Las forzadas diferencias entre dos programas esencialmente iguales no consigue inclinar la balanza hacia uno u otra. Se puede pensar: me gusta más esta oferta en tal caso y esa otra, del contrincante, en cual caso. Total, cuando termine el proceso electoral, cada ministro analizará ambas ofertas y propondrá al gabinete ministerial y al parlamento la más viable. Además, tomadas en conjunto, los dos programas, con sus vaguedades y generalizaciones, son más bien planes utópicos para un siglo, no para un quinquenio.

Mientras que el diario La República, con los 8,360  ejemplares que posiblemente venta cada día, trataba de tapar el sol con una mano, poniendo una llamada liliputiense en primera página sobre los resultados de Ipsos, el diario El Comercio se decidió por fin a poner como titular de primera, a todo dar: “Keiko saca cinco puntos de ventaja a PPK (52.6% y 47.4% respectivamente).

Más que la diferencia de cinco puntos, más que la opinión subjetiva de que Keiko ganó el debate en Piura, el reconocimiento de El Comercio es significativo de cómo va la tendencia en la última quincena del proceso electoral.

Lucidez no necesariamente comparte las opiniones presentadas por sus columnistas, sin embargo respeta y defiende su derecho a presentarlas.