Accesibilidad cognitiva para los hospitales, por Verushka Villavicencio

"Los hospitales son lugares que contienen el sufrimiento de las personas. Son espacios en los cuales las personas circulan buscando a un médico que alivie su dolor físico."

5.353

Los hospitales son lugares que contienen el sufrimiento de las personas. Son espacios en los cuales las personas circulan buscando a un médico que alivie su dolor físico.

Pero existe una situación que provoca malestar en las personas que acuden a los hospitales cuyo impacto afecta directamente su cerebro.

La denominada “accesibilidad cognitiva” sirve para que las personas ubiquen el lugar donde se encuentran y logren desplazarse sin perderse. Se trata de la forma cómo procesamos la información que nos remite el entorno y por tanto, este procesamiento de datos nos brinda seguridad y fomenta la autonomía al desplazarnos.

El éxito radica en evitar unir este proceso a la memorización dado que tanto adultos mayores, así como las personas con discapacidad mental o intelectual pueden desubicarse solos debido al deterioro cognitivo que padecen, pues se desorientan y llegan a olvidar hacia dónde se dirigen.

Entonces, ¿por qué es importante la implementación de la accesibilidad cognitiva en los hospitales?

Es clave porque el uso de las señales e información de apoyo permite a las personas economizar tiempo y llegar hacia donde se dirigen sin perderse. De esta forma, se evita el estrés, pero también se hace amigable la situación de pena o dolor que se vive.

Entonces, la accesibilidad cognitiva permite que las personas se desplacen sin barreras, usen productos y servicios, pero, sobre todo brinda seguridad y autonomía.

En países como España se puede encontrar el uso de la accesibilidad cognitiva en albergues para adultos mayores que pierden progresivamente sus capacidades. Las señales los guían porque tienen la característica de ser comprendidas fácilmente y su uso recurrente les ayuda a sentirse cómodos y seguros, como en casa.

En Perú, no tenemos accesibilidad cognitiva en los hospitales. La ausencia de señales que sean comprendidas con facilidad por los adultos mayores o el exceso de las mismas, sólo genera confusión y acrecienta su estrés. Muchas veces se ubican las señales en lugares que no son apropiados como cerca a los servicios higiénicos.

Finalmente, los servicios de salud no serán accesibles si no cuentan con medidas de accesibilidad cognitiva que brinden seguridad a los adultos mayores que acuden a los hospitales del país.

Lucidez.pe no necesariamente comparte las opiniones presentadas por sus columnistas, sin embargo respeta y defiende su derecho a presentarlas.