Accesibilidad en Portales Web, por Verushka Villavicencio

"Pero la accesibilidad en el Portal Web, no es sólo el uso de algunas medidas de accesibilidad que hemos descrito, sino también la incorporación de medidas de inclusión respecto a la forma cómo se proporciona la información"

212

Una voz no aparece en los titulares de los noticieros: las personas con discapacidad y su situación en esta pandemia.

En el Perú, según el censo del INEI 2017, del total de población que presenta alguna discapacidad son el 81,5% (2 millones 487 mil 690) tienen una sola discapacidad y el 18,5% (563 mil 922) dos o más discapacidades. De acuerdo al tipo de discapacidad, el 48,3% (1 millón 473 mil 583) presenta dificultad para ver, el 15,1% (462 mil 60) para moverse o caminar, el 7,6% (232 mil 176) problema para oír, el 4,2% (127 mil 947) dificultad para entender o aprender, el 3,2% (98 mil 836) dificultad para relacionarse con los demás, el 3,1% (93 mil 88) dificultad para hablar o comunicarse.

Todos estos ciudadanos requieren acceder a servicios públicos y privados accesibles, es decir que no existan ninguna barrera física, cognitiva o virtual que les impida usarlos en tiempo real, como lo hacen los demás ciudadanos. Según las cifras del INEI, la mayor proporción de población adulta mayor con discapacidad se encontró en los departamentos de Puno (44,0%), Cusco (39,1%), Junín (38,4%), Áncash (38,2%), Tacna (38,1%), Moquegua (37,9%), Pasco y Apurímac (37,7% en cada caso), la Región Lima (37,4%) y Ayacucho (37,1%).

Durante esta pandemia, ¿cómo están accediendo a información sobre salud todos estos ciudadanos con discapacidad? ¿cuál es la alternativa para el empleo o emprendimiento para las personas con discapacidad cuya condición en la mayoría de casos, les generan comorbilidades y por tanto, están más expuestos al COVID 19 y sus variantes? ¿cuál es la cifra de personas con discapacidad que han fallecido a nivel nacional? ¿cómo está protegiendo a las personas con discapacidad el Estado mediante servicios accesibles que los incluya en tiempo real?

Un punto central es habilitar la accesibilidad en los Portales Web que implica que las instituciones públicas y privadas reduzcan las barreras que impiden a sus usuarios acceder a sus contenidos en la web. Estas barreras en el diseño de la arquitectura de la página impiden que personas ciegas, personas sordas, personas con discapacidad física o personas con conexión lenta de internet, puedan conocer cómo acceder a beneficios tributarios, atenciones en salud, capacitarse, informarse de las últimas noticias, etc.

Actualmente existen las “Pautas de Accesibilidad al Contenido de la Web” que establecen prioridades para los desarrolladores web, a fin de lograr un acondicionamiento progresivo de la accesibilidad. Lo más importante, mientras se logra este desarrollo, es que cada portal debería tener “contenidos alternativos” para que puedan ser leídos o escuchados en cualquier navegador. Esta medida facilita la información a alguien que no vea la imagen de una noticia debido a que la arquitectura de la web de la organización pública o privada, aún no cuenta con el lenguaje HTML correcto. Entonces, la tarea es convertir progresivamente la arquitectura del diseño de la página web mientras se proporciona contenidos alternativos, para evitar excluir del acceso a la información a los ciudadanos ciegos. Es cierto que la Telemedicina, a través de llamadas telefónicas, hace un seguimiento a los pacientes en temas de salud; pero no todas las personas con discapacidad se encuentran registradas y es necesario que la información esté disponible en la web de cada institución.

Esta tarea no supone mucho más trabajo sino por el contrario, implica aprender a familiarizarse con pautas en la programación. Tan simple como aprender a usar las nuevas actualizaciones del Whatsapp para los programadores. El CONADIS habilitó un sitio web para que cada institución evalúe su grado de accesibilidad virtual, el mismo que hoy se encuentra en deshabilitado.

Una medida inmediata para que las personas con discapacidad accedan a la información es utilizar subtítulos en los videos. De esta forma, las personas sordas o personas con discapacidad cognitiva o intelectual puedan disponer de la información. También deberían incluir al intérprete de lengua de señas que permite a las personas sordas comprender el texto en su propio idioma: la lengua de señas. Recordemos que la desigualdad dentro de la comunidad sorda es compleja y un gran porcentaje son también analfabetos, por tanto, no leen todas las palabras, por eso la lengua de señas es vital para su acceso a la información. Otra alternativa inmediata es usar “el audio” para que toda la información se encuentre disponible en este formato, de esta forma, se puede escuchar varias veces e inclusive puede ser útil para personas que no conocen bien el idioma o personas con Alzeheimer. Así la accesibilidad virtual no es sólo para las personas con discapacidad. De esta forma se implementan servicios accesibles e inclusivos.

Pero la accesibilidad en el Portal Web, no es sólo el uso de algunas medidas de accesibilidad que hemos descrito, sino también la incorporación de medidas de inclusión respecto a la forma cómo se proporciona la información. Lamentablemente, en los Portales Web, se usan palabras técnicas y un lenguaje que no es simple. Demasiado texto, texto complejo y lo peor, texto unido a imágenes que representan un hecho que no está descrito en el cuerpo de la noticia. La redacción no es descriptiva sino narrativa, este simple hecho es una limitación para las personas con discapacidad intelectual.

Hoy por hoy la moda son las transmisiones en vivo desde los Portales Web o redes sociales, en las cuales no se usan subtítulos y tampoco intérprete de lengua de señas. Así se discrimina a las personas con discapacidad y se expone sus vidas, pues en medio de esta pandemia, sin información se baila con la muerte.

Actualmente está abierta la consulta a la Política Nacional para el Desarrollo al 2030, propuesta por el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables a través del CONADIS que determina que las personas con discapacidad se encuentran discriminadas en el disfrute de sus derechos perpetuando la desigualdad. Las Pautas de Accesibilidad para el Contenido Web fueron aprobadas por Resolución Suprema Ministerial N°126-2009-PCM y desde esa fecha hasta la actualidad seguimos arrastrando el mismo problema: ausencia de accesibilidad virtual para las personas con discapacidad.

Lleguemos al Bicentenario reduciendo las brechas de la desigualdad en el acceso a la información. Está en manos de las instituciones públicas y privadas implementar la accesibilidad en sus portales web pues es un derecho de los ciudadanos con discapacidad.