Acho 2018: feria tuvo gran acogida en su tercera semana

Faena de relumbrón de Ferrera, emoción de “El Fandi” y aclamada puerta grande a Padilla en su despedida, coronando una tarde de ensueño en el paseo a hombros del “Pirata”.

477

Más de ¾ del aforo de la Plaza de Acho se dio cita para esta tercera de abono, donde ante astados de Daniel Ruiz, Sánchez Arjona y Olga Jiménez trenzaron el paseíllo Juan José Padilla, que se despedía de la afición limeña, junto a Antonio Ferrera y “El Fandi”.

Emotivo fue el saludo en los medios de parte del “Pirata”, que deleitó a la plaza con absoluta entrega en sus dos faenas. Aclamado y entre coros de ‘Padilla, maravilla’ fueron los trasteos, con muchísima conexión al tendido dejando chicuelinas o un recibo de largas cambiadas que marcaron el rumbo de sus labores, que tuvieron emotivos tercios de banderillas y, con la efusividad del público con la pañosa, en series que hicieron sonar los olés de la Plaza de Acho y efectividad con los aceros. Paseó dos orejas, una de cada uno de sus oponentes y abrió en apoteosis la puerta grande.

Antonio Ferrera estuvo profesional y capaz con su primero, pero la cumbre de su actuación en Lima sería con el quinto de la tarde. Una faena cargada de duende desde el inicio, quien aumentó el calor al compartir la suerte de banderillas con ambos compañeros. Con las ideas claras el diestro extremeño en el inicio y abandonándose poco a poco mientras transcurría la labor. Fueron tandas llenas de aroma, con el torero exprimiendo cada embestida y expresando sentidamente cada pase, calando muy fuerte en los tendidos que aclamaron las tandas, creciendo el éxtasis de la afición serie a serie. Lamentablemente los aceros no estuvieron a su favor y esta brillante faena se premió con una ovacionadísima vuelta al ruedo.

Se esperaba a David Fandila “El Fandi” por sus impresionantes pares de banderillas, pero su actuación en Lima fue mucho más que eso. Suave y con lentitud en los lances de recibo, que también tuvieron la chispa de su entrega, creciendo la emotividad en el segundo tercio y presentando las cartas de su muleta con un reposo y madurez importante. Corrió la mano el granadino con mando y conocimiento en sus dos trasteos, administrando las distancias y tiempos para sumar emoción en desplantes y manteniendo siempre el eco del tendido. Paseó una oreja del primer astado de su lote y recibió palmas en el cierraplaza.

La salida a hombros del ‘Pirata’ fue el mejor cierre para una tarde emotiva, en olor a multitud y rodeado de muchísimos aficionados que acompañaron la triunfal vuelta al ruedo, llevando parches y banderas para despedir cariñosamente a Juan José Padilla, quien emocionado cruzó el umbral de nuestra Plaza, marcando un hito en su historia personal y su ya marcada leyenda taurina.

La Feria del Señor de los Milagros continúa el domingo 25 de noviembre con toros de El Puerto de San Lorenzo y Ventana del Puerto para Morante de la Puebla, José María Manzanares y Joaquín Galdós.

Acho 2018