Akihito ya no sería más emperador de Japón, ¿por qué?

680

El emperador de Japón, Akihito, ha dado a conocer este lunes su voluntad de abdicar debido a su avanzada edad y porque su salud ya no le permite ejercer sus funciones con solvencia,

En un mensaje televisado, el monarca asiático manifestó su preocupación de que algún día se encuentre con las dificultades mentales para llevar a cabo su papel de Jefe de Estado con total lucidez.

En un vídeo de unos diez minutos grabado en el Palacio Imperial, Akihito evitó referirse de forma directa al procedimiento de abdicación porque la legislación de la Casa Real del país no lo contempla. Para que el actual emperador ceda el Trono del Crisantemo a su hijo Naruhito, el Parlamento japonés debería aprobar una reforma del marco legal vigente.

“Me preocupa que pueda convertirse en algo difícil para mí llevar a cabo mis responsabilidades como símbolo del Estado, tal y como he venido haciendo hasta ahora”, ha dicho Akihito, de 82 años.

“Hay momentos en que siento varias limitaciones por mi condición física”, dijo Akihito, que descartó hacer frente a esta situación solamente traspasando algunas competencias a su heredero.

Akihito sufre problemas de salud desde que en el año 2003 se enfrentó a un cáncer de próstata. El tratamiento que le ayudó a recuperarse de la enfermedad le creó una osteoporosis. En 2011 sufrió una neumonía y un año más tarde se sometió a una operacion de bypass de corazón.