Alan García será investigado por presunto enriquecimiento ilícito

288

La Fiscalía ordenó iniciar una investigación preliminar contra el expresidente Alan García, así como 12 funcionaron que trabajaron durante su gestión. Esta se dará por el delito de enriquecimiento ilícito.

El 22 de diciembre, el fiscal superior especializado en delitos de lavado de activos, Marcos Villalta, declaró nula la resolución de primera instancia del fiscal José Castellanos. Él había archivado una denuncia contra el Alan García sin haber realizado diligencias preliminares de investigación.

Desde septiembre del 2015, al fiscal Castellanos le correspondía decidir si se decía iniciar una investigación al expresidente, así como a doce personas de su entorno. Esto se basaba en el informe de la megacomisión del Congreso pasado, el cual investigó a la gestión aprista y el presunto desbalance patrimonial de 12 funcionarios que trabajaron bajo la dirección de García.

Entre los funcionarios mencionados en el informe están los exministros José Antonio Chang, Aurelio Pastor, y Hernán Garrido Lecca. También estaban el exsecretario general del despacho presidencial, Luis Nava, y el ex residente de la Comisión de Indulto y Derecho de Gracia, Miguel Facundo Chinguel.

Para el fiscal Castellanos, el caso merecía archivarse porque no existían indicios de lavado de activos ni de la existencia de una organización criminal.

Ante esta decisión, la Procuraduría de Lavado de Activos presentó una queja y solicitó que una instancia superior resolviera si el caso debía ser archivado. Argumentaron, por ejemplo, que el fiscal archivó el caso sin abrir formalmente una investigación preliminar, y que solo realizó “actos previos” de indagación “que no permiten emitir un pronunciamiento fiscal”. La queja señala: “No se tomó la declaración de los integrantes de la comisión parlamentaria, ni de la denunciante Angela Valdez Rivera”.

Tras esto, el fiscal Villalta analizó el caso, llegando a la conclusión de que Castellanos  incurrió “en un vicio procesal insalvable” al haber archivado la investigación a García sin haber realizado diligencias preliminares.

Entonces, Villalta ordenó a Castellanos abrir una investigación preliminar al exmandatario y a los 12 exfuncionariosotras personas, por el presunto delito de lavado de activos, bajo la modalidad de conversión, ocultamiento.

La resolución que reabre la indagación, se emitirá en los próximos días.

El abogado de Alan García, Wilber Medina, informó a El Comercio que su cliente colaborará con las investigaciones de la fiscalía, sea en el caso expuesto o en otro.

Asimismo, indicó que la megacomisión no encontró pruebas de enriquecimiento ilícito en García: “El mismo Sergio Tejada dijo que las cuentas de Alan García cuadraban”. También recordó que a finales del 2013, el entonces fiscal de la Nación, José Peláez, archivó una investigación similar contra el ex mandatario por el mismo delito.