Algunas observaciones

417

Una vez cada dos meses dedicaré la presente columna a comentar varios asuntos que andan rondando el globo y que merecen nuestra particular atención en lo sucesivo. La idea es tener una visión general de lo que está sucediendo en nuestra pequeña comunidad internacional (pueblo chico infierno grande, dicen) y así formarnos una perspectiva de hacía donde vamos.

1. En primer lugar tenemos lo que fue probablemente el evento internacional que el Perú ha organizado en su historia, la COP. Si bien localmente ha pasado casi desapercibida, cada vez que se reúnen las partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático se generan grandes expectativas a nivel internacional, esta vez con mayor razón luego de los alarmantes resultados presentados en el Informe 2014 del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático. Sin embargo, las conclusiones de la conferencia han sido bastante “balanceadas”, pero frías.

2. Esto se debe a que desde hace unos meses Obama anunció que su gobierno, en conjunto con China, están preparando un documento políticamente vinculante para la COP21 en Paris, haciendo de Lima una mera formalidad diplomática más antes de llegar a la fecha verdaderamente importante. Nadie esperaba grandes anuncios, ni ningún avance sustancial. La atención sigue fijada en las grandes potencias y sus preparativos para el 2015.

3. Por otro lado, China sigue escéptica respecto a la distribución de responsabilidades, en especial referidas a las emisiones históricas. Esto se debe a que el gigante asiático, que hoy por hoy es uno de los países que más emisiones de gases invernadero produce ha defendido siempre que se encuentra entre los países en desarrollo y por lo tanto debe beneficiarse de los beneficios que eso conlleva.                                 Todos los peros y objeciones resultaron en un documento absolutamente detallado (les tomó 30 horas pasado el límite) de 37 páginas que señala todas las alternativas que serán discutidas en Paris. Ahí también se incluyeron las famosas Nationally Determined Contributions, que no establecen ningún requerimiento y deja a los países la libertad de establecer unilateralmente cómo contribuirá a frenar los efectos del cambio climático.Por lo pronto, como nota relevante debemos rescatar que más allá de los esfuerzos multilaterales, países como Australia han comenzado a comprometer dinero para el Fondo Verde (iniciativa que busca redistribuir recursos de países desarrollados a países en desarrollo para mitigar las causas del cambio climático). Veamos que se define en las negociaciones de febrero del 2015, camino a Paris.

4. Otro tema que está causando mucho revuelo son los efectos económicos del imperialismo ruso. Parece que la caída drástica del petróleo, causada por entre otras cosas porque los EEUU ahora el primer productor de crudo, que como consecuencia, de acuerdo a The Economist ha reducido sustancial su importación. Esto obviamente ha sido un duro golpe a Moscú y en general a mucho de los enemigos de Washington que ahora tendrán que hacer esfuerzos mayores para no entrar en déficit. Mientras tanto, Arabia Saudita parece no estar interesada en reducir la oferta, ya que siendo el país que más reservas tiene (900 billones) y con costos de extracción bastante bajos, puede fácilmente sobrevivir a la caída del precio. Así las cosas, los Cosacos la tienen muy difícil porque han de cargar el peso íntegro de sus aventuras bélicas, con pocos recursos. Esto ha generado la caída estrepitosa del Rublo y puesto contra la pared la economía Rusa. Tendremos que estar atentos por si Rusia vuelve a caer, como a inicios de los 90.

5. En el medio oriente los conflictos siguen transformando la región. Un equipo de noticias de Vice News estuvo con el ejército de Israel en la frontera con Siria, porque parece que la guerra civil puede rebalsarse. En ese contexto, el reporte del noticiero da cuenta de cómo la IDF de Israel está rescatando rebeldes sirios y asistiéndoles médicamente. En ese sentido, todo parece que Israel podría estar inclinándose hacia una de las facciones de la guerra civil, aunque oficialmente declara neutralidad. Rescato la noticia, porque cabe resaltar que esos mismos soldados tratados y ayudados, son los que antes propugnaban la destrucción del Estado de Israel. Es así como nada está escrito en piedra en el mundo de las relaciones internacionales.

6. Finalmente, en una decisión histórica el Gobierno de los EEUU ha anunciado que suscribirá un acuerdo amplio con Cuba, luego de más de 50 años sin tener ningún tipo de relación diplomática. Con esto se buscaría reabrir las respectivas embajadas, liberación de “espías”, facilitación de comercio y la revisión de las sanciones contra Cuba. De confirmarse sería acabar con uno de los últimos vestigios de la guerra fría.

Y termino la nota recordando a Raúl Porras Barrenechea que como Representante Permanente del Perú en la OEA se opuso en 1960 a las sanciones contra Cuba, rematando su discurso con una invocación a San Lucas: “Hay que llevar al corazón de los rebeldes, la prudencia de los justos”. Que así sea.