Alonzo Vega presenta “Butterfly Effect” en Hotel B de Barranco

242

Alonzo Vega es un artista peculiar y también su propuesta artística es peculiar. Su intención es romper con lo establecido, con lo que se debe hacer y nos sorprende con “Bufferfly Effect”, una selección de obras recientes que presentará sólo este 16 de enero de 7 a 11 p.m en el Hotel B (Jr Sáenz Peña 204, Barranco).

Los ángeles y los casquillos de balas habitan en su obra que combina materiales tradicionales y otros propios de la cotidianidad y el arte urbano. Como todo artista en tiempos de posmodernidad, Vega se nutre de los medios masivos, el internet, la política, la literatura pero también de las redes sociales y de “la calle misma” como comenta el crítico e historiador de arte Juan Peralta Berríos en el texto de presentación de la muestra. Peralta continúa: “solo basta agudizar los sentidos para poder construir conexiones donde aparentemente no los hay. Situación curiosa donde la materia prima para la creación y los procesos del arte, actualmente, parece no encontrarse en el interior del taller, lo cual exige al artista una labor de caminante, indagador y pescador de momentos en que, aunado a la sensibilidad adquirida, permiten hacerse de aquellos referentes y contenidos que serán parte de los ensamblajes realizados en el laboratorio artístico”.

Quien ha tenido la suerte de conocer el “laboratorio artístico” de Vega ha encontrado en él, las rejas de las cocheras, los acrílicos, la pintura urbana, los textos en las paredes mezclados y perfectamente en sintonía con otros materiales reciclados, manchados con colores fuertes que rompen la armonía y de alguna manera, la complementan.

El título escogido por Vega es una reafirmación de su rol como cronista visual de su tiempo y de su conciencia de que cada acción es una posible causa de un efecto mayor.  Dice Peralta: “Por un lado, esta conjunción nos transmite su deleite por crear sin reglas, alejado de los sistemas del arte y toda clase de formulismos y, por otro lado, su seguridad en el proceso del reciclaje cultural basado en la cita y la suma de referentes, que el propio Vega reconoce al decir que: la historia del arte está marcada por una constante apropiación artística. Y mediante el pop, se permite descontextualizar a cada uno de sus personajes para insertarlos en escenarios más actuales y darles el lado más humano al referirse a situaciones y problemáticas vigentes como el racismo, la opresión, la censura, etc.”

Alonzo Vega (Lima, 1984)

Alonzo Vega es un artista peruano, autodidacta, muy peculiar. Comenzó a pintar desde muy pequeño, entre los cinco y seis años, de manera espontánea. Su labor continuó en diversas etapas de su vida. En la adolescencia lo hacía aprovechando todo tipo de soporte que se prestara a sus propósitos, entre carpetas, las paredes de su habitación o los muros de las calles y veredas. En cada una de ellas iba dejando imágenes y frases.

Su acercamiento a la pintura lo inició hace cinco años, más o menos, empleando soportes alternativos, como acrílicos, maderas, balas y casquillos. Su decisión implicaría mantenerse bajo un lenguaje experimental, donde el lienzo se encuentra ausente puesto que el soporte reciclado es un elemento que aporta al desarrollo de su trabajo, por la carga o historia que cada una de ellas posee.

Entre el street art y el lenguaje pop, el artista ofrece una gama de combinaciones visuales muy particulares que le han permitido posicionar su trabajo en un contexto internacional.

Butterfly Effect

Obras recientes de Alonzo Vega

Única fecha: 16 de enero de 2020  de 7 a 11 p.m.

Hotel B  (Jr. Saénz Peña 204, Barranco)